El cuerpo de Mandela, trasladado a un hospital militar en Pretoria

Mientras velas y rosas rinden homenaje al fallecido ex presidente de Sudáfrica, velas y rosas honran su memoria en su antigua casa del gueto negro de Soweto, en Johannesburgo.
Un grupo de personas cantan afuera de la casa de Mandela, este viernes en Johannesburgo
Un grupo de personas cantan afuera de la casa de Mandela, este viernes en Johannesburgo (EFE)

Johannesburgo

El cuerpo del ex presidente de Sudáfrica Nelson Mandela ha sido trasladado a un hospital militar en Pretoria, informó hoy la emisora pública SABC. El actual presidente del país, Jacob Zuma, comunicó esta noche en una alocución a través de la televisión y la radio públicas la muerte de Mandela, quien falleció ayer a los 95 años a las 20:50 en compañía de su familia. "Ha muerto en paz, nuestra nación ha perdido al más grande de sus hijos y a un padre", informó Zuma a las 00:50 horas de hoy.

Mandela se convirtió en 1994 en el primer presidente negro de la historia de Sudáfrica y lideró, junto a su antecesor en el cargo y último líder del "apartheid", Frederik De Klerk, una transición democrática que evitó una guerra civil entre blancos y negros en el país austral. Había salido de prisión cuatro años antes, tras pasar encarcelado 27 años por sus actividades contra el régimen segregacionista, en cuyas cárceles contrajo los problemas respiratorios que le han provocado la muerte.

Mientras, velas y rosas rinden homenaje a Mandela en la antigua casa del líder del "antiapartheid" en el antiguo gueto negro de Soweto, en Johannesburgo. Un anciano enciende las velas constantemente y gente, en su mayoría joven, elogian al icono de la lucha contra el régimen racista y toman fotos a su llegada a la que fue su casa, en la calle Vilakazi Street, informó hoy la agencia sudafricana Sapa. La calle de Soweto, centro de la resistencia contra el "apartheid" y donde Mandela tuvo durante décadas su domicilio, fue cortada al tráfico.

Los asistentes bailaron y cantaron canciones de lucha para honrar la vida de Mandela. Muchos de ellos llevaban camisas y los rostros pintados con los colores del Congreso Nacional Africano (CNA), que Mandela lideró. Lesedi Motloung, de 19 años y residente en Soweto, se apartó de la multitud que festejaba con canciones la muerte del ex mandatario. "He querido tener un momento de silencio. Estoy muy triste. Madiba fue el héroe de los jóvenes de Sudáfrica", lamentó. Medios naciones e internacionales también se concentraron en frente a la vivienda.

En lengua zulú, un grupo cantaba: "Es el soldado de Umkhonto y no hay nadie como él". Naledi Amos, de 12 años y de Randburg (norte de la ciudad), estuvo en el domicilio de Houghton, barrio de Johannesburgo donde Mandela falleció ayer en compañía de su familia, para honrar el legado del expresidente sudafricano. "Luchó por nuestra libertad y ahora vamos a la escuela y tenemos una educación igualitaria y recursos...no como en el apartheid", dijo Amos, quien todavía llevaba el pijama. Sus padres le habían contado la historia de Mandela, dijo.