Cinco puntos para entender las operaciones secretas de EU en Cuba

Una nueva historia revela que la EU despachó en secreto a Cuba jóvenes latinoamericanos con la pantalla de que iban a hacer programas cívicos y de salud para incitar una rebelión en la isla.
La agencia de EU para el Desarrollo Internacional envió a jóvenes a Cuba para cultivar una nueva generación de activistas políticos.
La agencia de EU para el Desarrollo Internacional envió a jóvenes a Cuba para cultivar una nueva generación de activistas políticos. (AP)

Cuba

The Associated Press reveló en abril que la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) había supervisado la creación de un programa secreto llamado ZunZuneo, una especie de Twitter cubano, para alentar la disensión política en la isla y burlar el férreo control que tienen las autoridades sobre el internet.

Pero el programa era parte de una operación más amplia.

Una nueva historia reportada por la AP revela que la agencia despachó en secreto a Cuba a jóvenes latinoamericanos con la pantalla de que iban a hacer programas cívicos y de salud para provocar cambios políticos en la isla. La operación comenzó justo cuando el contratista estadunidense Alan Gross fue encarcelado en diciembre de 2009 mientras trabajaba en otro proyecto financiado por USAID.

El multimillonario proyecto de los jóvenes viajeros representó un riesgo significativo para ellos y para USAID. Su efectividad no ha quedado clara.

Estas son cinco puntos clave a saber:

1. “La excusa perfecta”: Los jóvenes espías costarricenses crearon un programa de talleres de prevención del VIH que dijeron era “la excusa perfecta” para reclutar a activistas políticos, una treta que podía afectar la credibilidad de la USAID en importante programas de salud en todo el mundo.

2. Sus esfuerzos estuvieron signados por la incompetencia y lo riesgoso de la actividad. Las autoridades cubanas preguntaron quién financiaba a los viajeros y los jóvenes latinoamericanos no tenían una red de seguridad mientras hacían algo explícitamente ilegal en la isla.

3. Enviaron jóvenes venezolanos y peruanos a recintos universitarios en cuba. El objetivo era reclutar a estudiantes universitarios con la meta de, a largo plazo, hacer que se opusieran a su gobierno. Los candidatos potenciales fueron incluidos en listas con su nombre y después evaluaron sus características generales y potencial de liderazgo en una hoja de cálculo.

4. No está claro si se logró algunos de los objetivos políticos. De hecho, en entrevistas recientes con la AP, los contactos cubanos de los jóvenes dijeron que estaban asombrados de enterarse de que sus amigos extranjeros trabajaban para el gobierno de Estados Unidos.

5. El contratista, creative associates international, cambió de estrategia. En septiembre del 2010, Creative Associates cambió su estrategia de enviar extranjeros a Cuba a capacitar, al interior de la isla, a disidentes entre estudiantes universitarios y ayudar a conseguirles visas de salida para los nuevos líderes y capacitarlos fuera de ella. Otros beneficiarios en Cuba recibirían dinero en efectivo para financiar las actividades de reclutamiento.