EU y Cuba acuerdan cooperar ante posible derrame petrolero

El acuerdo busca proteger a países de la región ante un posible derrame de petróleo en el Golfo de México, dijo Jeffrey DeLaurentis, titular de Negocios de la Embajada de EU en la isla.
Jeffrey DeLaurentis, embajador de EU en Cuba, recibe a Barack y Michelle Obama en un hotel de La Habana.
Jeffrey DeLaurentis, embajador de Estados Unidos en Cuba. (Reuters)

La Habana

Los gobiernos de Estados Unidos y Cuba acordaron en La Habana actuar de conjunto ante cualquier derrame de petróleo en el Golfo de México, en otro de los pasos que aceleran para hacer sostenible el deshielo entre los dos gobiernos, aun después de la toma de posesión presidencial de Donald Trump,  el 20 de enero.

El acuerdo, jurídicamente vinculante, “es muy importante para proteger a los países de la región”, dijo el Encargado de Negocios de la Embajada de EU en la isla, Jeffrey DeLaurentis, quien sin embargo solo respondió con una sonrisa cuando Milenio le preguntó si el pacto tenía posibilidades reales de mantenerse en la futura administración de Trump.

Trump ha cuestionado la validez para Washington del deshielo iniciado en diciembre de 2014 por el presidente Raúl Castro y el mandatario saliente Barack Obama, quien no pudo elevar a DeLaurentis a la categoría de Embajador de EU en la isla, y nadie sabe si se mantendrá en el cargo actual con la nueva administración.

El acuerdo sobre preparación y respuesta a eventuales derrames de petróleo en el Golfo de México y el Estrecho de la Florida, fue suscrito por DeLaurentis y el viceministro cubano de Transporte, Eduardo Rodríguez, quien dijo en la ceremonia que “el primer paso” en esta esfera fue dado por La Habana y Washington  en 2011.

El nuevo acuerdo forma parte de una especie de carrera contra el reloj antes de que Trump se instale en la Casa Blanca. Empresas de los dos países acordaron iniciar dos días antes de la asunción del republicano  la exportación a EU de 40 toneladas de carbón vegetal cubano, pequeña cantidad que sin embargo equivale a la primera venta que hará la isla al país norteño en  medio siglo, aun con la vigencia del embargo.

Esperamos trabajar con el nuevo gobierno tal como lo hemos hecho con el de Obama”, puntualizó en el acto de firma el presidente de la estadunidense Coabana Trading LLC, Scott Gilbert, para quien “lo más importante” de esta compra-venta  “es que significa otro tablón más en la construcción del puente entre EU y Cuba”.

Por su parte, Candace S. Johnson, presidenta y directora ejecutiva del Instituto para el Cáncer Roswell Park, de EU, anunció que, por primera vez, un centro estadunidense de este tipo recibió la autorización de la federal Agencia de Drogas y Alimentos para patrocinar el ensayo clínico de una vacuna cubana contra el cáncer, con vista a su empleo en pacientes de ese país.


jamj