Cuba pide a EU suspender programas contra el gobierno

Cuba pidió al gobierno estadunidense no financiar programas de la oposición cubana, los cuales pretenden derrocar al gobierno de Raúl Castro.
La embajada de Estados Unidos en Cuba.
La embajada de Estados Unidos en Cuba. (Reuters)

La Habana, Cuba

Cuba solicitó a Estados Unidos "eliminar el financiamiento a programas" dirigidos desestabilizar el gobierno del presidente Raúl Castro, como cuestión "imprescindible" para normalizar plenamente las relaciones entre los dos gobiernos, dijo una de las negociadoras de la isla, Josefina Vidal.

Vidal respondió en su cuenta en Twitter a preguntas de la prensa, tras asistir este viernes en Washington a la cuarta reunión de la Comisión Bilateral creada por los dos gobiernos a fin de dar nuevos pasos que consoliden el deshielo en curso, antes de que Barack Obama entregue la presidencia en enero próximo.

Desde hace una semana, organizaciones estudiantiles de la Cuba realizan actos públicos de condena a un sistema de becas para formar "líderes de opinión" en la isla, que desarrolla la organización World Learning con respaldo financiero de la Agencia Internacional para el Desarrollo de EU (USAID), sin consentimiento del gobierno cubano, según los denunciantes.

El programa televisivo Mesa Redonda, el de mayor audiencia en la isla, presentó a varios jóvenes cubanos que disfrutaron de estas becas poco después de que en diciembre de 2014 Castro y Obama anunciaran su disposición a dejar atrás medio siglo de confrontación.

"Ellos nos decían que nosotros éramos una inversión" para Estados Unidos con vista al futuro de la isla, dijo Alejandro Sánchez, uno de los 30 muchachos que inauguraron este programa. Sánchez era líder de la Federación de Estudiantes de la Enseñanza Media en una escuela de La Habana cuando solicitó y obtuvo la beca.

No obstante, esta y otras contradicciones, como las compensaciones que piden los estadunidenses por sus propiedades nacionalizadas en la isla o el mantenimiento del bloqueo al país caribeño, Vidal dijo que las conversaciones de este viernes se desarrollaron en buen ambiente y se acordaron siete visitas de alto nivel en ambas direcciones.

Especificando en este aspecto, apuntó que esos intercambios tendrían que ver con el interés de alcanzar algún tipo de acuerdo en las áreas de salud, educación y medio ambiente, entre otras.

Comentó además que las partes hablaron de temas migratorios y que su delegación planteó la necesidad de que Washington termine con las preferencias que le concede a ilegales cubanos.

La diplomática también se refirió al casi nulo impacto que tiene en la vida cotidiana de la isla el deshielo entre La Habana y Washington, y dijo que la causa principal es que "todavía no hay relaciones normales entre los dos países, y persiste el bloqueo".

Vidal, Directora General para Estados Unidos en la cancillería cubana, tuvo como anfitriona en estas pláticas a Mari Carmen Aponte, subsecretaria adjunta para Latinoamérica, y Jonathan Finer, Director de Planificación de Política, ambos del Departamento de Estado.

La Comisión Bilateral fue creada en agosto de 2015 durante la visita a La Habana del Secretario de Estado John Kerry, como mecanismo para dar seguimiento a los vínculos entre los dos países tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas.AFC