Cruz Roja despliega 22 delegados en Ucrania

El presidente del CICR, Peter Maurer dijo que a pesar del conflicto político en Ucrania y no humanitario, han incrementado su colaboración ante el aumento de la tensión.

Ginebra

El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) ha desplegado 22 delegados en Ucrania para ayudar a las sociedades nacionales a hacer frente al creciente conflicto en el país, informó hoy la organización.

En una conferencia de prensa, el presidente del CICR, Peter Maurer, presentó el informe de actividades de la organización durante 2013, año que concluyó con el mayor presupuesto jamás solicitado y gastado.

"En los últimos dos meses lo que ha habido en Ucrania ha sido un conflicto político, por ahora no ha sido un conflicto humanitario. Sin embargo, hemos incrementado nuestra colaboración con las sociedades de la Cruz Roja en Ucrania ante el aumento de la tensión", afirmó Maurer.

Antes de que comenzaran las manifestaciones que acabaron con el derrocamiento del presidente Viktor Yanukovich no había ningún delegado del CICR en Ucrania, y la presencia de la Cruz Roja se limitaba a los empleados y colaboradores de la sociedad nacional.

"Al comenzar los enfrentamientos mandamos un delegado, después dos y así hasta alcanzar 22", explicó posteriormente el director de operaciones del CICR, Régis Savioz.

De los 22 delegados, 13 son empleados internacionales y 9 son nacionales.

Por otro lado, el presidente del CICR explicó que ha ofrecido a las autoridades nacionales ucranianas y a las locales del Este del país la posibilidad de que se realicen visitas a centros de detención.

Hasta la fecha han realizado una visita a una prisión nacional y "estamos negociando para ampliar el acceso a otros centros", puntualizó Savioz.