Hallan en el fondo del Golfo de México millones de litros de crudo

Se trata de entre 22. Y 38 millones de litros que provienen del derrame de petróleo que provocó la explosión del pozo Deepwater Horizon en 2010.
Derrame de hidrocarburo.
La explosión en el pozo Deepwater Horizon provocó el derrame de más de 200 millones de galones ed petróleo en el Golfo de México. (Especial)

Dallas

Un equipo de oceanógrafos estadunidenses descubrió entre seis y 10 millones de galones de petróleo (entre 22.7 y 37.8 millones de litros) enterrados en el fondo del Golfo de México, unos 100 kilómetros al sureste del delta del río Mississippi.

Los galones de crudo provienen de la explosión del pozo Deepwater Horizon en 2010, que causó la muerte de 11 trabajadores y la destrucción y hundimiento de la plataforma marina.

El desastre provocó el derrame, durante 87 días, de más de 200 millones de galones de petróleo en el Golfo de México.

Una buena parte del petróleo derramado pudo ser recuperado a través de sistemas de contención, otra parte se disolvió en el agua o se evaporó y otra fue químicamente dispersada.

Sin embargo, de acuerdo con las estimaciones, hasta ahora se desconocía el paradero de entre 10 y 30 por ciento del petróleo derramado.

Un nuevo estudio encabezado por Jeff Chanton, profesor de oceanografía de la Universidad Estatal de Florida, publicado en la revista "Environmental Science & Technology", sostiene que entre seis y 10 millones de galones están enterrados en el sedimento del Golfo de México.

"Es la primera evidencia directa de que hay sedimentos de aceite en el suelo del Golfo", escribió Chanton en el artículo que describe como las partículas de petróleo en el Golfo se agrupan y se hunden hasta el fondo del mar.

"Ésta es la primera vez que realmente demostramos que esto está sucediendo. Había información anecdótica de que esto estaba sucediendo. Pero esto realmente lo cuantifica", dijo el científico.

Para realizar el estudio, los científicos extrajeron 62 muestras de sedimentos de una amplia zona alrededor del pozo Deepwater Horizon.

Los científicos utilizaron el isótopo radiactivo Carbono 14, para determinar la presencia de petróleo.