Presidenta de Croacia defiende vallas para impedir entrada de refugiados

"Creo que en el futuro será necesaria alguna valla u obstáculo físico", confirmó Kolinda Grabar-Kitarovic.

Zagreb

La presidenta de Croacia, Kolinda Grabar-Kitarovic, defiende la construcción de vallas en la frontera que impidan la entrada ilegal de refugiados, según publica hoy el diario "Jutarnji list".

"Creo que en el futuro será necesaria alguna valla u obstáculo físico", confirmó la presidenta conservadora, que se opuso también a las cuotas de reparto de refugiados acordadas en la Unión Europea y que rechazan otros países del este y el centro de Europa, como Hungría y Eslovaquia.

"Estoy de acuerdo con que las cuotas no son la solución", insistió, contradiciendo al Gobierno de centro izquierda croata, que las ha aceptado.

Grabar-Kitarovic defendió la postura de Hungría, criticada por el Gobierno de Zagreg, de mano dura con los refugiados y la construcción de vallas en sus fronteras con Serbia y Croacia para controlar su llegada.

"La protección de las fronteras es el derecho de todo Estado", comentó.

La presidenta subrayó que, según datos de la ONU, hay 60 millones de desplazados en el mundo y aseguró que "ni Croacia ni tampoco la UE pueden absorber toda esa pobreza".

Croacia celebrará el 8 de noviembre elecciones generales para las que los sondeos auguran un ajustado resultado entre los bloques liderados por los socialdemócratas del SPD y los conservadores de la HDZ, el partido del que proviene Grabar-Kitarovic y al que se siente aún muy allegada.

Unos 173.000 refugiados han entrado en Croacia desde mediados del mes pasado, cuando la ruta de los Balcanes por la que viajan desde Oriente Medio y Asia se desvió hacia este país debido a la valla construida por Hungría en su frontera con Serbia.

Los refugiados son trasladados por las autoridades croatas hasta Hungría, desde donde cruzan a Austria y luego a Alemania, el país donde la mayoría desea pedir asilo.