Tsipras deja entrever su renuncia tras consulta

"No seré primer ministro por siempre", dice en entrevista con la televisión pública ante la posibilidad de que en el referendo gane la propuesta del "sí".
El apoyo al “no” que pide el primer ministro se hizo sentir ayer en manifestaciones en Atenas.
El apoyo al “no” que pide el primer ministro se hizo sentir ayer en manifestaciones en Atenas. (Fotis Plegas/EFE)

Atenas

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, aseguró que respetará la voluntad del pueblo en el referendo del próximo domingo y dijo que no se plantea aferrarse al poder.

"No seré primer ministro por todos los tiempos", dijo Tsipras en entrevista con la televisión pública ERT, dejando entrever que puede dimitir si el pueblo no respalda la línea de su gobierno en el referendo, algo que ya habían adelantado el fin de semana fuentes de su administración.

Tsipras pidió votar "no" en la consulta del 5 de julio en la que los ciudadanos deberán responder si respaldan o no las medidas propuestas por los acreedores a cambio del rescate.

También dijo que luchó por un "acuerdo justo" con las instituciones acreedoras y se mostró convencido de que las negociaciones proseguirán el lunes 6, aunque la consulta arroje un "no" como resultado.

"Vamos a sobrevivir y vamos a elegir nuestro futuro", dijo Tsipras. Añadió que "pasado mañana el sol saldrá por el este" y la gente seguirá "teniendo oxígeno", pues "los griegos sobrevivirán sin programa (de rescate financiero)".

También dejó entrever que Grecia no pagará hoy al Fondo Monetario Internacional (FMI) el tramo de mil 600 millones de euros del préstamo que vence en estas horas.

"Pagaremos si hasta entonces logramos un acuerdo sostenible", dijo Tsipras, dejando claro que el desembolso no se producirá.

Destacó que los socios europeos aceptan "a la carta las posiciones del FMI", pero no están de acuerdo en abordar la sostenibilidad de la deuda, como quiere el Fondo.

Sobre el levantamiento del control de capitales que se implantó desde ayer, el llamado corralito, Tsipras dijo que "los bancos abrirán unas horas después del resultado del referendo" y reiteró que los jubilados, quien ayer no había podido retirar su dinero pese a estar exentos de las restricciones, "no deben inquietarse porque sus pensiones solo serán duramente recortadas si damos marcha atrás".

Con ello, Tsipras aludió a la propuesta de su acreedoras, el FMI, la Comisión Europea (CE) y Banco Central Europeo (BCE), que presionar por recortar las jubilaciones y lograr aún más despidos en el sector público.

Al respecto, Tsipras recalcó que el texto que recibió su gobierno fue el del Eurogrupo y no otro que se publicó después, el cual incluía un alza del IVA en hoteles —uno de los sectores más beneficiados por el turismo— a 23 por ciento (hoy es de 6%). El gobierno había ofrecido 13% como compromiso, idea que fue eliminada en el texto corregido por el FMI.

En un acto sin precedentes, el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, publicó el domingo la propuesta, con la modificación pero de manera inconsulta con Atenas. En respuesta, el gobierno griego publicó el texto que había puesto sobre la mesa, y la contrapropuesta de los acreedores, en la que aún figura una tasa de 23 por ciento para IVA de hoteles y restaurantes.

Tsipras dijo que decidió publicar ambos documentos para que los griegos sepan sobre lo que tiene que decidir el domingo.