Se acumulan versiones de acoso a minorías por "efecto Trump"

The New York Times reportó en su página de internet que autoridades de Louisiana y California investigan "al menos tres incidentes" en que mujeres musulmanas fueron agredidas.
En Indiana un partidario de Trump le dijo a una mujer  que mantenga limpias las calles.
En Indiana un partidario de Trump le dijo a una mujer que mantenga limpias las calles.

Nueva York

Apenas un día después de que Donald Trump fue oficialmente nombrado presidente electo, se acumulan versiones de que muchos de sus seguidores han iniciado una campaña de acoso contra latinos, musulmanes y afroamericanos.

Las agresiones podrían ser una oscura advertencia de lo que le depara a Estados Unidos durante los próximos cuatro años de un presidente que llamó "violadores" a los inmigrantes mexicanos y que propuso vetar la entrada de musulmanes al país.

El diario The New York Times reportó en su página de internet que autoridades de Louisiana y California investigan "al menos tres incidentes" en que mujeres musulmanas fueron agredidas. Uno de los episodios fue catalogado como un "crimen de odio".

Esra Altun, estudiante de 19 años de edad de la Universidad de San José, denunció que un hombre jaló su velo para cubrir el pelo (hiyab), la sofocó y derribó. Otra mujer musulmana fue golpeada en Louisiana por un hombre con una gorra de la campaña de Trump.

Mientras tanto, el activista Shaun King ha difundido desde este jueves docenas de ejemplos de ataques, agresiones y acosos en su cuenta de mensajes de Twitter. La mayoría de ellos incluyen menciones a Trump en algún momento de la agresión.

Las anécdotas incluyen un video de una escuela en el estado de Pensilvania, donde estudiantes caminan sosteniendo un cartel de apoyo a Trump, mientras repiten el coro: "Poder blanco".

Sarah Harvard escribió: "ni siquiera han pasado 24 horas. La amiga de mi hermana, que es musulmana, fue amenazada con un cuchillo por un simpatizante de Trump mientras viajaba en el autobús de la Universidad de Illinois en Urbana".

Adriana Medina expresó que su hermana viajaba en un autobús en el condado de Queens cuando estudiantes de la escuela St. Francis abordaron y preguntaron a las personas de color: "¿No se supone que la gente como ustedes se sientan en la parte trasera del autobús? Trump ya es presidente".

Avarice Gambino mostró una foto de un muro cerca de la ciudad de Durham, en Carolina del Norte, donde se leía: "las vidas negras no importan ni tampoco importan sus votos".

Una madre que no se identificó compartió el siguiente mensaje: "Niños simpatizantes de Trump agredieron a mi hijo. Lo llamaron mexicano estúpido y le dijeron que apenas si podían esperar el momento en que Trump lo deportara. El maestro dijo que si respondía la agresión lo suspendería".

Antwan Legacy Carter comentó que un grupo de hombres blancos gritaron cuando vieron a una mujer de color en el metro de Nueva York: "Agárrala de los genitales". Uno de ellos trató de hecho de tocarla de manera inapropiada. La mujer gritó por ayuda y ellos se rieron.

Janae Cummings, una mujer afroamericana del estado de Indiana, se encontró con un grupo de hombres blancos que usaron una expresión racista para dirigirse a ella y ordenarle: "Mantén mis calles limpias". Querían que recogiera desperdicios de una tienda de hamburguesas.

Por su parte la edición en Estados Unidos del diario The Guardian lanzó este jueves una página de internet donde las personas pueden escribir de manera anónima su testimonio de agresión y abuso de parte de simpatizantes de Trump.

"Mientras Estados Unidos emerge de una de las más divisivas elecciones presidenciales en la historia, el temor de un incremento en los crímenes de odio permanece, y no parece infundado. Usuarios de redes sociales han comenzado a reportar varios incidentes de odio", apuntó el diario.