El copiloto del Boeing 777, el último en hablar

El último mensaje procedente de la cabina -- "entonces, buenas noches"-- se produjo cuando dos de los principales sistemas de comunicación del avión de Malaysia Airlines desaparecido habían ...
Una funcionaria del Servicio Nacional de Rescate indonesio estudia el mapa durante la búsqueda del avión desaparecido en el mar de Andamán
Una funcionaria del Servicio Nacional de Rescate indonesio estudia el mapa durante la búsqueda del avión desaparecido en el mar de Andamán (AFP)

Kuala Lumpur

Las últimas palabras procedentes del Boeing 777 desparecido hace más de una semana las habría pronunciado el copiloto tras la desconexión deliberada de un sistema clave de comunicación, informó hoy la compañía aérea malasia. En una conferencia de prensa, las autoridades malasias dijeron que están casi seguras de que la voz que se oye es la del copiloto Fariq Abdul Hamid y tildaron de "irresponsables" las insinuaciones de que habrían inducido al error a los familiares de los pasajeros y al mundo sobre lo que le ocurrió al vuelo 370 de Malaysia Airlines.

El comandante Zaharie Ahmad Shah y Fariq, su copiloto, están en el punto de mira de la investigación que trata de definir quién de los dos estaba al mando del aparato cuando se salió de la ruta una hora después de despegar rumbo a Pekín. El último mensaje procedente de la cabina -- "entonces, buenas noches"-- se produjo cuando dos de los principales sistemas de comunicación habían sido desconectados deliberadamente. "Investigaciones preliminares muestran que básicamente fue el copiloto quien habló", dijo el presidente de Malaysia Airlines, Ahmad Jauhari Yahya.

La última señal procedente del Aircraft Communications Addressing and Reporting System (ACARS) se recibió doce minutos antes de las últimas palabras del copiloto. El transpondedor, que informa de la localización del avión, fue desconectado dos minutos después del mensaje del copiloto y pocos minutos después, el avión cambió de rumbo repentinamente. Yahya dijo que no está claro cuando se desconectó el ACARS, que envía señales cada 30 minutos. Las autoridades habían asegurado hasta ahora que fue desactivado antes del último mensaje del copiloto.

Los datos recibidos hasta ahora permiten afirmar que el avión cambió de rumbo a medio camino entre Malasia y Vietnam, y continuó volando cerca de siete horas. Radares militares malasios detectaron una señal esa noche, más tarde identificada como proveniente del vuelo MH370. Las autoridades malasias aseguraron que están investigando los antecedentes de las 239 personas a bordo, tanto de pasajeros como de la tripulación y de los mecánicos que trabajaron en el avión antes de que despegase en Kuala Lumpur, el 8 de marzo, poco después de medianoche.

El presidente de la comisión de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes estadunidense, Michael McCaul, dijo que las informaciones de los últimos días "conducen a la cabina de pilotaje, con el piloto y el copiloto". Las críticas de China a la gestión de la crisis no remitían. El primer ministro Li Keqiang pidió a su colega malasio Najib Razak en una conversación telefónica que den información "más puntual, exhaustiva y precisa", según la agencia estatal Xinhua.

El diario también estatal China Daily criticó la "información contradictoria y fragmentada" tanto de Malaysia Airlines como del gobierno malasio, lo que ha "ha dificultado las labores de búsqueda y ha convertido este incidente en algo todavía más misterioso". Los familiares de los pasajeros chinos del vuelo han manifestado su enfado y frustración tras reunirse con responsables de la aerolínea en Pekín. "Solo el gobierno malasio sabe la verdad. No han dicho más que tonterías desde el principio", dijo Wen Wancheng, cuyo hijo estaba en el vuelo 370.

La coordinación de Malasia ha recibido críticas por su falta de transparencia. "Tras el aumento del área de búsqueda, la situación se hace más difícil, así que esperamos que Malasia coordine mejor los esfuerzos y dé una información más exacta", señaló hoy el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino Hong Lei.

En la conferencia de prensa de hoy, el ministro de Defensa y Transportes malayo Hishamudin Husein se enfadó cuando un periodista extranjero sugirió que las autoridades malasias deberían pedir perdón por el manejo de la crisis. "Creo que es muy irresponsable de su parte decir eso", espetó. Malasia anunció hoy que han variado las operaciones de búsqueda del avión para registrar partes de Asia y el océano Índico, mientras prosigue la investigación de la tripulación y los pasajeros.

Husein explicó que el Boeing 777-200 podría encontrarse en un punto entre Laos, si viajó hacia el norte a velocidad mínima, y el mar Caspio, si aprovechó la máxima aceleración. De haber virado al sur, habría llegado al este de la isla indonesia de Sumatra, a velocidad mínima, o al sur del Índico. El ministro manifestó que se encuentran ante una zona tan extensa que representa un reto diplomático y logístico. "En las últimas 48 horas, Malasia trabaja en las necesidades técnicas, logísticas y diplomáticas de esta nueva operación", precisó Husein.

La información proporcionada por satélites y radares militares apunta a que el avión podría haber tomado uno de dos amplios corredores. El primero se extiende por un amplio pasillo que abarca el sur y el centro de Asia y el otro por la parte meridional del Océano Índico hacia Australia. La información de radares y satélites de los países situados en el primer corredor podría permitir en "dos o tres días" saber si el avión se estrelló en esa zona, dijo a la AFP una persona del equipo de investigación. El lunes, Kirgistán y Kazajastán, en Asia Central, aseguraron que no había ninguna señal en su espacio aéreo.

Al menos 26 países participan en esta nueva fase de búsqueda, después de confirmarse que el vuelo MH370, que hacía la ruta Kuala Lumpur-Pekín, desconectó las comunicaciones y cambió de rumbo de forma deliberada. Los países que colaboran son Australia, Bangladesh, Birmania (Myanmar), Brunei, China, Corea del Sur, Emiratos Árabes Unidos, Estados Unidos, Filipinas, Francia, India, Indonesia, Japón, Kazajistán, Kirguizistán, Laos, Malasia, Nueva Zelanda, Pakistán, Reino Unidos, Rusia, Singapur, Tailandia, Turkmenistán, Uzbekistán y Vietnam.

El ministro malasio dijo que Australia dirigirá la exploración en el vector sur, a la que se incorporará un avión de reconocimiento estadounidense P8 Poseidon. Australia ha movilizado dos aviones de vigilancia P3 Orion y un Hércules C-130, y Malasia ha enviado dos buques y un avión. El jefe de las Fuerzas Armadas australianas, David Hurley, explicó hoy que un P3 Orion comenzó anoche a rastrear el norte y el oeste de las islas australianas Cocos. El segundo Orion registrará la zona marítima situada al oeste de Malasia.

Malasia está desplegando las fuerzas aéreas y navales en el corredor sur y el primer ministro australiano, Tony Abbott, aseguró que su país buscará en las aguas de su costa occidental. El comandante William Marks, portavoz de la VII Flota de Estados Unidos, dijo que el avión patrulla P-8 Poseidón también se dirigirá a Australia, mientras el Pentágono informó de que el destructor USS Kid ha suspendido las labores de búsqueda en el mar de Andaman. Por su parte, los Emiratos Árabes Unidos enviarán dos aviones para las labores de búsqueda, según la agencia estatal WAM.

Francia envió a tres investigadores especializados, que aportarán la experiencia adquirida en la búsqueda del avión del vuelo Rio-París, desaparecido en el Atlántico en mayo de 2009.

El presidente del Comité de Inteligencia del Congreso de los Diputados de Estados Unidos, el republicano Mike Rogers, declaró el domingo al canal de televisión CBS que la tesis "más probable" es que el avión de Malaysia Airlines se encuentre en el fondo del Índico. El ministro de Defensa malasio no mencionó hoy esta posibilidad ni quiso desmentir o confirmar que el Boeing descendió hasta los cinco mil pies de altura para eludir los radares comerciales, como publica el diario New Straits Times.

Las autoridades malasias han defendido hasta el momento que ninguno de los pasajeros tenía conocimientos de aviación, pero una información publicada por el diario local The Star sostiene que el pasajero malasio Selamat Mohd Khairul Amri es ingeniero de vuelo. Especialistas chinos llegaron el domingo a Malasia para sumarse a las indagaciones, y se espera hoy a expertos franceses en aviación civil y que participaron en el caso del vuelo 477 de Air France que desapareció en pleno vuelo en el Atlántico cuando viajaba desde Brasil a París 2009.

Un grupo de diputados malasios se ofreció hoy a ser cambiados por los pasajeros del MH370 si se trata de un secuestro. "Nuestra preocupación ahora es la seguridad de los pasajeros. Estoy dispuesto a cambiarme con los pasajeros y convertirme en rehén si es necesario", dijo el parlamentario malasio Mahfuz Omar, de la coalición Pakatan Rakyat.