El convenio con Irán hace al “mundo más seguro”: Obama

El mandatario de EU confirma el pacto alcanzado con Teherán para detener por un semestre el programa nuclear persa y para levantar, de manera parcial, las sanciones internacionales.
Los ministros de Exteriores de Gran Bretaña, Alemania, UE, Irán, China, EU, Rusia y Francia hoy en Ginebra.
Los ministros de Exteriores de Gran Bretaña, Alemania, UE, Irán, China, EU, Rusia y Francia hoy en Ginebra. (Fabrice Coffrini/AFP)

Ginebra-Washington

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, aseguró anoche que el convenio alcanzado en Ginebra sobre el programa nuclear iraní se trata de un “gran acuerdo” que “hace el mundo más seguro”.

Obama confirmó que el acuerdo alcanzado congelará durante los próximos seis meses el programa nuclear de Irán con el objetivo de que éste sea “completa y exclusivamente para objetivos pacíficos”.

“Mientras que el anuncio de hoy es solo un primer paso, es un gran acuerdo. Por primera vez en casi una década hemos frenado el avance del programa nuclear iraní”, afirmó el mandatario en una intervención desde la Casa Blanca realizada especialmente para hablar del tema.

Barack Obama aseguró que si Irán no cumple “completamente” sus compromisos durante esta fase de seis meses, EU revocará las ayudas que le han sido concedidas para paliar las consecuencias económicas de las sanciones que le han ido siendo impuestas durante los últimos años.

“En estas negociaciones, nada será acordado hasta que todo esté acordado”, advirtió Obama, quien agregó que ahora “la responsabilidad recae sobre Irán para demostrar al mundo que su programa nuclear tiene fines exclusivamente pacíficos”.

“Si Irán aprovecha esta oportunidad, el pueblo iraní se beneficiará de reincorporarse a la comunidad internacional, y podremos empezar a limar la desconfianza entre nuestras dos naciones”, dijo.

“Esto proporcionaría a Irán con una trayectoria digna de forjar un nuevo comienzo con el resto del mundo basado en el respeto mutuo. Pero si Irán se niega, se enfrentará a una creciente presión y aislamiento”, advirtió.

Bajo el trato al que llegaron esta madrugada el G5+1 (EU, Rusia, Francia, Reino Unido y China más Alemania) con Teherán, Irán detener el procesamiento de uranio enriquecido hasta 20 por ciento y solo podrá hacerlo por debajo del 5 por ciento, lo que resulta suficiente para su uso civil.

Asimismo, no seguirá expandiendo las plantas nucleares de Fordo y Natanz, ni la planta de agua pesada de Arak, en construcción y donde, una vez que empiece a operar, se podría producir plutonio.

Asimismo, Teherán autorizará controles diarios por parte de inspectores internacionales.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Catherine Ashton, rodeada de todos los ministros de Exteriores que participaron en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní, leyó en la sede de la ONU en Ginebra una declaración común.

“Hemos llegado a un acuerdo sobre un plan de acción”, dijo Ashton, junto al canciller iraní, Mohamad Javad Zarif.

En el acuerdo se establece que una parte de las sanciones internacionales vigentes en la actualidad serán levantadas, lo que implica para Irán un alivio financiero por unos siete mil millones de dólares.

Zarif dijo que entre las medidas que serán suspendidas figuran parte del embargo petrolero, sanciones contra la industria petroquímica iraní, la fabricación de automóviles, seguros y comercio con metales preciosos.

Los cancilleres de Francia, Laurent Fabius; Rusia, Serguei Lavrov; China, Wang Li; Gran Bretaña, William Hague, así como el ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, y el secretario de Estado de EU, John Kerry, se felicitaron luego mutuamente y con Zarif, éste último evitando dar la mano a Ashton, por motivos religiosos.

Israel juzgó esta madrugada que el acuerdo alcanzado con Irán era “malo”, pues le permite obtener un levantamiento parcial de las sanciones sin renunciar a la totalidad de su programa nuclear, afirmó en un comunicado la oficina del premier israelí, Benjamin Netanyahu.

:CLAVES

ROHANI SE CONGRATULA

El presidente iraní, Hasan Rohani, afirmó que el acuerdo alcanzado en Ginebra entre Irán y las potencias mundiales “abrirá nuevos horizontes” y lo acogió con agrado.

El mandatario escribió en su cuenta de Twitter que “el voto del pueblo a favor de la moderación y del compromiso constructivo y los incansables esfuerzos de los equipos de negociadores abrirán nuevos horizontes”.

El ministro iraní de Asuntos Exteriores, Mohamad Javad Zarif, que dirigía las discusiones junto a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, afirmó en Facebook que “se reconoció el enriquecimiento de Uranio”.