• Regístrate
Estás leyendo: Contaminación marina pone en riesgo seguridad alimentaria
Comparte esta noticia
Jueves , 20.09.2018 / 12:24 Hoy

Contaminación marina pone en riesgo seguridad alimentaria

En el congreso Internacional de estas áreas protegidas, la titular de WWF señala que la actividad del humano ha convertido los océanos en un basurero.

Publicidad
Publicidad

Si los mares están contaminados, “no se pueden resolver las necesidades alimentarias de las personas; sin el océano no hay humanos”, advirtió Yolanda Kakabadse, presidenta del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por su sigla en inglés), en el contexto del cuarto Congreso Internacional de Áreas Marinas Protegidas (Impac4) que se celebra en Chile.

Quien fuera también ministra de Medio Ambiente de Ecuador (1998-2000) señaló que la acción del ser humano ha convertido el mar en un basurero, lo que se ha vuelto una preocupación fundamental para los gobiernos, los científicos y las comunidades, debido a que el pescado forma parte de la comida de 60 por ciento de la población mundial.

“El cambio climático y su impacto en el mar, la sobreexplotación de los recursos marinos y la contaminación de los océanos por desechos urbanos e industriales han hecho del océano el basurero de la humanidad”, aseguró Kakabadse.

ENCUENTRO MASIVO

Kakabadse participa en el encuentro que congrega a más de medio millar de científicos, representantes de la sociedad civil y gestores de 80 países, con el objetivo de fortalecer las buenas prácticas en el manejo y gestión de las áreas marinas protegidas y así lograr la conservación efectiva de su biodiversidad.

Las poblaciones “necesitan unir sus esfuerzos”, por lo que el congreso presidido por el gobierno de Chile y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se perfila como una vía para “fortalecer las voluntades y acciones de trabajo por la defensa de los mares, que poseen los ecosistemas más amenazados del planeta”, enfatizó Kakabadse.

El Impac4 es el mayor congreso de conservación de océanos a escala mundial y se desarrolla hasta el viernes en las ciudades costeras de La Serena y Coquimbo, a 460 kilómetros al norte de Santiago de Chile.

Actualmente, entre 2 y 5 por ciento de los océanos está bajo algún tipo de protección, mientras que la WWF plantea elevar esa cifra a 30 por ciento en los próximos años con el propósito de regular la explotación de los recursos marinos y promover las prácticas sustentables.

Las comunidades costeras “no tienen más alternativas que el recurso marino, por lo que destruir los océanos es dejar a aquellas personas abandonadas”, remarcó la ex titular de la UICN, quien agregó que la falta de oportunidades de desarrollo genera “pobreza y tensiones sociales”.

Por esta razón, se busca en el Impac4 impulsar la puesta en marcha de políticas sostenibles, que velen por el crecimiento económico de las naciones sin despreciar su fortalecimiento ambiental, desarrollo social y diálogo entre las partes, recalcó.

EL REPROCHE

Kakabadse reprochó las decisiones de algunos países que por décadas “han privilegiado el crecimiento económico inmediato”, afectando de manera irreversible el banco de recursos naturales que sustenta a la humanidad.

En contraposición, la especialista invitada al Impac4 celebró el liderazgo de Chile en materia de conservación de océanos, después de que el país se posicionara en 2016 como el quinto con más superficies marinas protegidas, con más de un millón de kilómetros cuadrados de aguas en resguardo.

No obstante, advirtió de que el ejemplo del país sudamericano “de nada vale si otras naciones vecinas u actores relevantes no están de acuerdo. No se puede solucionar en solitario un problema y los gobiernos lo tienen claro”.

Además, “no es válido un consenso para proteger los mares sin todos los sectores presentes”, aseguró la activista tras acotar que el compromiso de la industria pesquera internacional por disminuir su impacto negativo en los ecosistemas “va en aumento”.

“Hoy en día vemos los esfuerzos de los mercados a escala mundial, al cual los consumidores le exigen sellos de sustentabilidad en productos que van más allá de los marinos. Hay un productor más responsable y un consumidor más consciente”, aseveró.

Respecto de la decisión del presidente Donald Trump de dar pie atrás a la participación de Estados Unidos en el Acuerdo de París sobre cambio climático, Kakabadse remarcó que el mandatario “no representa a la sociedad estadunidense. La sociedad civil y el sector empresarial han reforzado sus compromisos, por lo que el vacío dejado por Trump ha sido llenado por ellos”.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.