Dan de alta a enfermera que tenía ébola; "soy afortunada"

La enfermera Nina Pham, la primera persona contagiada con el virus del ébola en Estados Unidos, dejó este viernes el hospital.

Estados Unidos

La enfermera Nina Pham, la primera persona contagiada con el virus del ébola en Estados Unidos, salió hoy del hospital y se declaró "afortunada y bendecida" por estar viva, tras expresar su deseo de volver a ver a su mascota.

Pham, de 26 años, apareció este viernes ante las cámaras fotográficas y de televisión acompañada por su madre y hermana, así como por el equipo médico del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, ubicado en Bethesda, Meryland, tras ser declarada libre del letal virus.

"No sabré nunca como agradecer lo suficiente a todos por sus plegarias y expresiones de preocupación, esperanza y amor", dijo la enfermera sonriente en una improvisada sala de prensa.

Después de que la enfermera fue dada de alta tras recuperarse del contagio del virus, fue recibida por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, en la Oficina Oval de la Casa Blanca, reunión a la que acudió en compañía de su madre Diane y su hermana Cathy.

Pham fue llevada desde Texas a Meryland para completar su tratamiento en el Instituto, luego de haber contraído ébola durante el tratamiento al liberiano Thomas Eric Duncan, el primer caso de ébola diagnosticado en Estados Unidos y el primer fallecido en este país a causa de este virus.

La enfermera recibió un trasplante de la sangre de Kent Brantly, el médico estadunidense que contrajo la enfermedad en África.

El director del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, Anthony Faucy, dijo a los reporteros que era "virtualmente imposible" saber si la transfusión hizo la diferencia para salvar a Pham.

"En este momento, todo es experimental", enfatizó el especialista.

No obstante, señaló que la población estadunidense no puede comparar el riesgo de contagio que tiene una enfermera a cargo del tratamiento de un paciente con ébola, que el público en general, "esa es otra historia".

Pham fue dada de alta un día después que otro médico estadunidense, Craig Spencer, fue confirmado en Nueva York con ébola, enfermedad que pudo haber contraído durante la atención que daba a pacientes en África Occidental, como parte del equipo médico de la organización Médicos Sin Fronteras.

Faucy indicó que las autoridades evalúan si son necesarios procedimientos o restricciones adicionales para personas que regresan a Estados Unidos de zonas de alto contagio.