Los conservadores de Cameron, cerca de la mayoría absoluta

El partido del primer ministro británico podría obtener 329 escaños en la Cámara de los Comunes, con 650, lo que les permitiría gobernar en solitario, mientras los laboristas han logrado de ...
David Cameron (d) y su mujer, Samantha, salen del cuartel general del Partido Conservador, esta mañana en Londres
David Cameron (d) y su mujer, Samantha, salen del cuartel general del Partido Conservador, esta mañana en Londres (AFP)

Londres

Los conservadores del primer ministro británico, David Cameron, se acercan a la mayoría absoluta y pueden sacar 329 escaños en la Cámara de los Comunes del Parlamento del Reino Unido, según una proyección de la cadena BBC. Cameron se reunirá con la reina de Inglaterra a las 12:30 hora local (11:30 hora GMT) para preparar un segundo mandato en Downing Street.

Cuando se han escrutado 612 de los 650 escaños en liza, los "tories" obtienen 303 asientos, cerca de los 326 necesarios para llegar a la mayoría, lo que les permitirá gobernar en solitario.

Los laboristas de Ed Miliband, primeros de la oposición británica, sacan 222 diputados, muy por debajo de lo que anticipaban las encuestas sobre intención de voto, de unos 280 escaños.

Cerca de 50 millones de británicos acudieron el jueves a las urnas para renovar la Cámara de los Comunes. Como tercera fuerza política en la Cámara baja se han situado los nacionalistas escoceses de Nicola Sturgeon, al obtener 56 de los 59 escaños reservados para Escocia.

"Se trata claramente de una gran noche para el Partido Conservador", subrayó el líder de los "tories", para quien aún es "demasiado pronto para conocer exactamente" el resultado final.

El recuento de los votos no concluirá hasta primera hora de la tarde del viernes, pero la proyección de la BBC, combinada con la victoria en circunscripciones muy disputadas con los laboristas de Ed Miliband -como Nuneaton, Swindon North y Warwickshire North- apunta a que Cameron repetirá 5 años de mandato. La pregunta ahora es si disfrutará de mayoría absoluta.

Según la encuesta a pie de urna difundida tras el cierre de los colegios electorales, los conservadores serían la primera fuerza del Parlamento (316 diputados, por 302 en la anterior legislatura), los laboristas la segunda (239/256), los nacionalistas escoceses del SNP la tercera (58/6) y los demoliberales la cuarta (10/56).

Ninguno de los muchos sondeos que se difundieron antes de las elecciones pronosticaba una victoria tan holgada de los conservadores. El Partido para la Independencia del Reino Unido (UKIP) de Nigel Farage lograría sólo dos diputados, los que tenía hasta ahora, predijo la encuesta. La mayoría absoluta en el Parlamento británico se sitúa en 326 diputados, la mitad más uno de los 650 que lo integran.

"Es un resultado sorprendentemente bueno para Cameron. Hay dudas de si el sondeo a pie de urna reflejará realmente lo ocurrido, pero si es así, Cameron ha logrado una victoria clamorosa", dijo a la AFP Ian Begg, profesor de la London School of Economics.

Este sondeo a pie de urna de las grandes cadenas de televisión BBC, ITN y Sky acertó el resultado en las dos últimas elecciones, pero en 1992 pronosticó erróneamente que nadie había logrado la mayoría absoluta, cuando de hecho la lograron cómodamente los conservadores de John Major.

El rugido del león escocés

La nacionalista escocesa Mhairi Black, de 20 años, se convirtió en la diputada británica más joven desde 1667 al ganar el escaño de Paisley y Renfrewshire, cerca de Glasgow.

Black se impuso a un peso pesado de la política británica, Douglas Alexander, el coordinador nacional de campaña de los laboristas, una victoria que simboliza el gran triunfo del Partido Nacional Escocés y la práctica extinción del laborismo escocés, otrora dominante en Escocia.

"Me comprometo a usar esta voz no sólo para mejorar Escocia sino para lograr políticas progresistas para beneficio de todo el Reino Unido", dijo Black en su discurso de aceptación. También perdió su escaño Jim Murphy, el líder de los laboristas escoceses.

"Esta noche ruge un león en Escocia, un león escocés", dijo un exultante Alex Salmond, candidato a regresar al parlamento de Westminster tras dimitir como jefe del gobierno regional y como líder del SNP en respuesta a la derrota del referéndum de independencia.

La cada vez más cercana victoria conservadora y los buenos resultados de los nacionalistas pueden acabar propiciando un referéndum sobre la pertenencia a la Unión Europea y otro sobre la independencia de Escocia. Cameron prometió que si ganaba convocaría un referéndum sobre la pertenencia del país a la UE antes de que acabe 2017.

La derrota en el primero no fue finalmente del todo mala para el SNP. Tras la consulta, cuadriplicó sus militantes y hundió a unos laboristas que llevaron el peso de la campaña para mantener a Escocia en el Reino Unido, con figuras como el ex primer ministro Gordon Brown, escocés.

Patrick Dunleavy, profesor de la London School of Economics, cree que el referéndum sobre la pertenencia a la UE que Cameron ha prometido antes de 2017 podría propiciar la consulta a los escoceses.

"Si Inglaterra vota a favor de salir de la UE y Escocia en contra, podemos empezar a pensar inmediatamente en un nuevo referéndum de independencia, que, teniendo en cuenta la historia reciente, el SNP tendría una buena oportunidad de ganar".