No todos los días un papa conmemora a Martín Lutero

El papa Francisco visitará Suecia, del 31 de octubre al 1 de noviembre; el acto, un gesto histórico de reconciliación con los protestantes.
El papa Francisco
El papa Francisco (Archivo) (Reuters )

Ciudad del Vaticano

No todos los días un papa conmemora a Lutero, dijo el vocero del Vaticano, Greg Burke, al recalcar la importancia histórica de la visita que hará el papa Francisco el lunes a Suecia, en ocasión de la conmemoración por los 500 años de la reforma de Martín Lutero, que causó una separación en la Iglesia católica.

La visita, que será del 31 de octubre al 1 de noviembre, es un gesto histórico de reconciliación con los protestantes.

Ésta consistirá en una ceremonia conjunta en la ciudad de Lund, para conmemorar la reforma impulsada por Lutero —el fundador de dicha corriente religiosa, cuyas críticas al comercio de bulas e indulgencias le valieron la excomunión en 1520—, y durante su estadía, el pontífice se entrevistará con los miembros de la familia real, con el primer ministro y con los representantes de la Federación Luterana Mundial.

Con el viaje de Francisco, quien busca pasar a la historia por ser el gran defensor del diálogo entre las religiones, se dejan de lado controversias doctrinales y se destacan más los avances alcanzados gracias a dichos tratos que iniciaron a partir del Concilio Vaticano II (1962-1965), que llamaba al respeto mutuo.

"La participación del papa es un hecho sensacional, ya que no hay que olvidar que Lutero describió al pontífice como el anticristo y criticó muy severamente a la Iglesia católica romana", señaló Theodor Dieter, pastor alemán y director del Instituto de Investigación Ecuménica, con sede en Estrasburgo, y experto en teología luterana.