• Regístrate
Estás leyendo:
Comparte esta noticia
Martes , 19.06.2018 / 06:26 Hoy

Congreso de Guatemala quita inmunidad al presidente Otto Pérez

Con 132 votos a favor el pleno aprobó retirarle la inmunidad al mandatario, quien está acusado de liderar la red de corrupción aduanera denominada "La Línea"

1 / 7
Publicidad
Publicidad

AFP

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina, perdió hoy su inmunidad y podrá ser investigado por su vinculación a un fraude en las aduanas nacionales, luego que el Congreso aprobara por unanimidad retirarle los fueros, en un hecho histórico para el país.

"Se declara con lugar" el retiro de la inmunidad del presidente, anunció el diputado opositor Carlos Herrera, secretario de la junta directiva del parlamento guatemalteco, tras el voto favorable de la totalidad de los 132 diputados presentes en la sesión plenaria.

El anuncio fue recibido con el estallido de petardos y gritos de júbilo de cientos de guatemaltecos que aguardaban la decisión afuera de la sede del parlamento, mientras automovilistas celebraban haciendo sonar las bocinas de sus vehículos.

Con la decisión del Congreso, Pérez, un general retirado de 64 años que llegó al poder en 2012, se convierte en el primer presidente de Guatemala en perder su inmunidad, una decisión que lo dejó expuesto a ser investigado por su supuesta vinculación con una red denominada "La Línea", que cobraba sobornos a empresarios para evadir impuestos.

El presidente fue involucrado en el caso por la Fiscalía y la Comisión Internacional de la ONU contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), que solicitaron el 21 de agosto a la Corte Suprema de Justicia que autorizara un proceso para quitarle la inmunidad ante indicios de su participación en el esquema.

Tales indicios incluyen una conversación telefónica en la que Pérez supuestamente ordena cambios de personal en las aduanas, algo que sus acusadores interpretan como una injerencia para facilitar las operaciones ilícitas. El caso, destapado inicialmente por la Fiscalía y la CICIG en abril pasado, precipitó la renuncia de la vicepresidenta, Roxana Baldetti, quien guarda prisión preventiva por su presunto papel en el caso.

Llegar o no llegar

Guatemala celebrará elecciones el próximo 6 de setiembre y, pese a que Pérez ha dicho que no renunciará, la incógnita radica en si llegará al 14 de enero, día del cambio de gobierno, para entregar la banda presidencial a quien resulte electo. La ley guatemalteca estipula que el presidente debe cesar en el cargo si un juez ordena su prisión preventiva.

El analista José Carlos Sanabria, de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (ASIES), dijo a la AFP que cree que Pérez "no llegará al 14 de enero, saldrá antes, pero eso depende mucho de cuánto avancen los procesos" en la justicia.

Miles de personas exigieron en los últimos meses, en jornadas de protestas inéditas en el país, la renuncia de Pérez, un llamado que fue acompañado por instituciones como la Contraloría General de Cuentas y la Procuraduría General de la Nación.

Pero el mandatario reiteró el lunes en conferencia de prensa que no renunciará al cargo y aseguró que no recibió "ningún centavo" de estructuras fraudulentas. "Me siento completamente tranquilo", aseveró.

También el lunes, su abogado César Calderón presentó un recurso de amparo ante la Corte de Constitucionalidad, máxima instancia judicial del país que está incluso por encima de la Suprema Corte de Justicia, para detener el proceso legislativo que busca retirarle la inmunidad. El tribunal se pronunciará a más tardar el jueves.

Sanabria coincide con otros analistas en que el presidente se apoya en una "evidente alianza" entre el gobernante Partido Patriota y el también derechista partido Libertad Democrática Renovada (Líder), y que ambos partidos buscarán entorpecer los procesos contra el mandatario.

Sin embargo, el candidato de Líder, Manuel Baldizón, favorito en las encuestas para ganar las elecciones del domingo, rechazó esas versiones y había alentado al Congreso a quitar la inmunidad a Pérez. El Congreso había rechazado a mediados de agosto levantar los fueros al mandatario, aunque fue antes de que fuera involucrado oficialmente en el caso de las aduanas.

Además de ese caso, hay otros escándalos de corrupción revelados bajo la gestión de Pérez. Entre ellos figura la sobrefacturación en la compra de medicamentos por parte del Seguro Social, que implicó el arresto en mayo de jerarcas de esa institución y del Banco de Guatemala (banco central).

Asimismo, como resultado de otra investigación de la Fiscalía y la CICIG, en julio fue detenido Gustavo Martínez, yerno de Pérez y ex secretario general de la Presidencia del actual gobierno, por cargos de tráfico de influencias para favorecer a una empresa de energía.

Celebran ante el Congreso

Más de un centenar de guatemaltecos celebraron en las afueras del Congreso el retiro de la inmunidad de Pérez Molina. Los manifestantes quemaron cohetes y entre abrazos y gestos de alegría aplaudieron la decisión del Congreso de retirarle los privilegios a Pérez Molina, quien ahora puede ser investigado sin impedimentos legales por las autoridades.

El mandatario es señalado por el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) de dirigir una millonaria red de corrupción en el ente recaudador de impuestos, en complicidad con al menos 27 personas.

Los manifestantes cantaron el himno tras la votación del Congreso y con bombos y pitos estallaron en júbilo al conocer que los 132 diputados votaron de manera unánime a favor de removerle los privilegios al mandatario. Algunos de los indignados afuera del Parlamento incluso llegaron a las lágrimas, según constató Efe.

La jornada de manifestaciones inició por la mañana con la protesta de un grupo de personas, identificadas como sindicalistas, quienes pretendían evitar el ingreso de diputados al hemiciclo.

Sin embargo, al filo del mediodía, manifestantes que pedían privar de sus privilegios a Pérez Molina habilitaron junto a la Policía Nacional Civil una ruta de ingreso para los legisladores, quienes finalmente pudieron votar sin mayores inconvenientes.

El mandatario, quien tomó posesión en enero de 2012, puede ser citado a declarar por el juez a cargo del caso en su contra en cualquier momento, o incluso ser arrestado.

Menchú llama a evitar violencia

De otra parte, la Premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú pidió hoy a los guatemaltecos evitar caer en la provocación de la violencia que a su juicio promueve el presidente Otto Pérez, en medio de una crisis por su presunta participación en actos de corrupción.

"Hago un llamado a la sociedad guatemalteca para no caer en la provocación, rechazar la violencia, la incitación al odio racial y la provocación clasista que pretenden azuzar poderes ocultos y las personas vinculadas con las redes criminales de la corrupción", señaló Menchú en un comunicado.

De acuerdo con la laureada en 1992, la instigación la está "haciendo el general Otto Pérez para confrontar a la sociedad guatemalteca a través de la manipulación de grupos afines a su gobierno", con el propósito "de entorpecer e impedir el avance de los procesos judiciales y profundizar la crisis institucional a través de la violencia".

Asimismo, Menchú responsabilizó al mandatario de las "consecuencias de su actitud, que pone en riesgo la armonía, la seguridad, la vida y la libertad de los guatemaltecos que hoy se expresan pacíficamente en las calles, caminos y plazas del país".

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.