• Regístrate
Estás leyendo: Congresistas de EU: en México hay grave crisis de derechos humanos
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 17:51 Hoy

Congresistas de EU: en México hay grave crisis de derechos humanos

Piden que como parte de la revisión a la Iniciativa Mérida, se presione al gobierno de Peña para que resuelva el problema de las desapariciones y acelere las reformas en materia de justicia.

Publicidad
Publicidad

Sesenta y nueve congresistas de Estados Unidos exhortaron al secretario de Estado de ese país, John Kerry, a que presione al gobierno de México para que afronte la grave crisis de derechos humanos por el país, resuelva los 27 mil casos de desapariciones y acelere las reformas en materia de seguridad.

En la misiva, fechada el 9 de agosto y difundida ayer, los legisladores urgieron al funcionario “a poner el fortalecimiento del Estado y la defensa de los derechos humanos en los temas prioritarios de nuestra agenda bilateral con México”.

Encabezados por el demócrata Alan Lowenthal (congresista por California), externaron su preocupación por los 27 mil casos no resueltos de personas desaparecidas en territorio mexicano desde 2007, y el lento ritmo en que avanzan las reformas en los sectores militar, policial y de justicia.

Destacaron que, según el reporte más reciente de Amnistía Internacional, en el país persiste el uso de la tortura en las investigaciones criminales realizadas por las autoridades, situación que calificaron de “particularmente alarmante”.

“Alentamos a plantear a las autoridades mexicanas la importancia del respeto a los derechos humanos, a terminar las investigaciones competentes y llevar ante la justicia a quienes violen estas garantías”, sostuvieron.

Como parte de estas preocupaciones citaron el caso de los 43 normalistas de Ayotzinapa, Guerrero, en septiembre de 2014, señalando que a pesar del alto nivel de escrutinio internacional que generó, los avances del gobierno a la hora de hacer justicia son pocos, lo que pone en duda su compromiso con los derechos humanos.

Consideraron que “el contacto constante” con el gobierno de México es crucial para descubrir qué ocurrió con los estudiantes y castigar a los responsables, “incluidos los funcionarios que han obstruido la investigación”.

Alentaron a Kerry a que mientras México fortalece su marco legal para enfrentar las desapariciones, eleve sus preocupaciones acerca de los “miles” de casos en los que no se ha hecho justicia”, como los de Iguala, Tlatlaya y Oaxaca.

Los congresistas citaron que en Tlatlaya, militares mataron a 22 civiles, de los cuales 12 fueron ejecutados extrajudicialmente, además de que alteraron la escena del crimen para aparentar un enfrentamiento.

También citaron el caso de Nochixtlán del pasado 19 de junio, en el contexto de las protestas del magisterio, cuyo saldo fue de ocho muertos y más de 100 lesionados.

Le pidieron a Kerry a “explorar activamente cómo podemos colaborar con las autoridades mexicanas para mejorar su capacidad de registrar y buscar a los desaparecidos, eliminar el uso generalizado de la tortura e investigar y procesar a los responsables de estos crímenes”.

Al reconocer que el gobierno mexicano ha dado “importantes pasos legislativos para impulsar protecciones de derechos humanos y reformar su sistema de justicia criminal”, aseguraron que no basta con tener “buenas” leyes aprobadas, sino asegurar la justicia, su aplicación y el respeto de las garantías individuales.

La carta llega en un momento en que el Departamento de Estado evalúa si bloquea una parte de los fondos de seguridad que destina anualmente a México como parte de la Iniciativa Mérida por las preocupaciones sobre la situación de los derechos humanos.

Para que se pueda desembolsar 15 por ciento de los fondos, el gobierno estadunidense debe enviar un informe al Congreso explicando el desempeño del país; el año pasado, decidió bloquear estos recursos.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.