Mueren diez civiles tras impacto de dos obuses en Donetsk

El incidente ha coincidido con el inicio hoy del curso escolar en las zonas de la región homónima controladas por los separatistas.

Kiev

Diez personas murieron hoy en la ciudad de Donetsk, en el este de Ucrania, ocho de ellas al impactar un proyectil de artillería contra un autobús y la parada en la que se encontraba, informó la agencia "Ukrinform".

"Al parecer, el proyectil fue disparado por un lanzamisiles de boca múltiple. La mayoría de los fallecidos estaban en la parada, mientras que algunos iban en el autobús, que quedó calcinado", señaló la agencia, que citó a testigos presenciales del trágico suceso.

Otros dos civiles murieron en la misma ciudad por el impacto de otro obús junto a un colegio, según los separatistas prorrusos.

"Un proyectil ha impactado en uno de los colegios de Donetsk. Dos residentes han muerto y tres han resultado heridos. No eran ni alumnos ni profesores", dijo a los periodistas Ígor Kostenko, el así llamado ministro de Educación de la autoproclamada República Popular de Donetsk (RPD).

El incidente ha coincidido con el inicio hoy del curso escolar en las zonas de la región homónima controladas por los separatistas.

La mayoría de los colegios en esa zona han abierto hoy sus puertas con un mes de retraso respecto al resto de Ucrania, aunque allí donde continúan las escaramuzas entre los rebeldes y las tropas ucranianas, la decisión deberá ser tomada por profesores y padres de alumnos.

La ciudad de Donetsk, controlada por los separatistas y habitada por casi un millón de personas antes del estallido del conflicto armado, ha sido dividida en dos zonas por las autoridades rebeldes.

Los combates entre los sublevados y las tropas ucranianas continúan junto al aeropuerto de Donetsk a pesar de la tregua decretada entre los dos bandos hace casi un mes, por lo que en los barrios próximos a esa zona los colegios permanecerán seguramente cerrados.

Según Kostenko, los cañoneos a los que fue sometida la capital regional durante los meses previos a la tregua han causado daños importantes en 20 de los 150 colegios de la ciudad, mientras que la menos otros 46 centros sufrieron desperfectos parciales.