• Regístrate
Estás leyendo: Combatientes yihadistas rompen el sitio de Alepo
Comparte esta noticia
Martes , 18.09.2018 / 20:41 Hoy

Combatientes yihadistas rompen el sitio de Alepo

Los grupos armados por EU, así como del Estado Islámico y Al Qaeda buscan quebrar el cerco del ejército sirio.

Publicidad
Publicidad

Desde el 31 de julio, grupos armados, islamistas y yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) y del frente Fatah Al-Sham —el nuevo nombre del grupo terrorista Al Nusra de Al Qaeda—, intentan romper el sitio de esta gran ciudad del noroeste de Siria, partida en dos y asediada por las fuerzas del gobierno de Bashar Asad que busca recuperar el control del país. El sábado, estos grupos romperion el sitio pero sus logros siguen siendo frágiles.

Situación militar. Tras haber ocupado diversas posiciones estratégicas en el sur de Alepo este sábado, en el suburbio de Ramoussah, las fuerzas anti-Asad lograron enlazarse con los barrios orientales de la segunda ciudad de Siria, rompiendo el sitio total impuesto a estas colonias desde julio por el ejército sirio, con apoyo de Moscú [aliado del gobierno constitucional de Bashar Asad en su lucha contra el terrorismo yihadista y los grupos sunitas financiados por EU. N. del T.]. Si bien se trata de un revés notable al gobierno, las ventajas de los grupos rebeldes, apoyados por los yihadistas del EI y de Fatah Al-Sham siguen siendo frágiles.

Desde el inicio de la ofensiva lanzada el 31 de julio por islamistas sunitas y yihadistas [el presidente Asad es pro chiita], la situación ha sido fluctuante en ese frente. Los medios oficiales afirmaban ayer que el ejército continúa con sus operaciones en la región de Ramoussah. Según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (con sede en Londres), los combates han dejado en una semana más de 700 muertos, en su mayoría rebeldes.

¿Quiénes son los "rebeldes"? La alianza, desde el frente sur, con los barrios orientales de Alepo, fue anunciada por Ahrar Al-Sham, un poderoso grupo sirio salafista [ultraortodoxo], muy implantado en el noroeste del país. También fue comunicada por el Frente Fatah Al-Sham, el nuevo nombre que el Frente Al Nusra se dio en julio, cuando en un movimiento táctico el grupo dijo tomar distancia de organización terrorista Al Qaeda a la cual adherían hasta entonces. Pero se trata, según expertos, de una mera operación mediática. Ahrar Al-Sham y el Frente Fatah Al-Sham son los dos pilares de la coalición Jeich Al-Fatah (Ejército de la Conquista) que opera en el sur de Alepo. Otra alianza, Fatah Halab, implantada en los barrios ocupados de Alepo, y que cuenta con brigadas ligadas al Ejército Sirio Libre, como Jeich Al-Nasr también participa en la ofensiva.

¿Quién los enfrenta? Apoyado por la aviación rusa, el ejército sirio también es apoyado por numerosas milicias: el movimiento Libanés Hizbolá (chiita) y otros grupos chiitas supervisados por Irán y formados por combatientes iraquíes y afganos principalmente También operan fuerzas iraníes. Por último, el gobierno de Asad se apoya en las milicias locales de la región de Alepo.

Situación alimentaria. Pese a la ruptura del sitio, parecería demasiado pronto para hablar de un real quiebre en los barrios armados. Fue a mediados de julio que los suburbios del este de Alepo, donde viven entre 200 mil y 300 mil personas, fueron totalmente encerrados por las fuerzas federales.

Según la agencia de noticias AFP, un camión de legumbres pudo entrar el sábado en los barrios controlados por los rebeldes, una gota de agua en medio de la gran carestía: las provisiones de alimentos se agotaron desde mediados de julio.

Los avances de los grupos armados en el sur de Alepo fueron recibidos el sábado con escenas de alegría en los barrios orientales ocupados desde 2012.

Pese a su hostilidad hacia los grupos radicales, los militantes civiles anti-Asad basados en el lugar ven la actual ofensiva como la única opción para preservar los barrios insurgentes. También cuestionan el silencio de la comunidad internacional frente a la situación humanitaria y los violentos bombardeos aéreos del gobierno.

En los barrios orientales bajo control oficial, donde viven entre 1 y 1.5 millones de personas, los habitantes confiaron a las agencias internacionales de prensa su inquietud de verse aislados. Según una fuente independiente, la ofensiva lanzada el 31 de julio provocó la huida de civiles que vivían en el sur de Alepo en territorio bajo control oficial.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.