Combates en el este de Ucrania deja doce muertos, entre ellos 7 civiles

Los combates más violentos tienen lugar actualmente en la ciudad de Debáltsevo, una estratégica plaza donde, según los separatistas, las milicias han cercado a una importante agrupación ucraniana.

Kiev

Doce personas han muerto en el este de Ucrania por los combates y bombardeos, de ellas siete civiles y cinco militares ucranianos, según fuentes de la alcaldía de Donetsk y de las Fuerzas Armadas de Ucrania.

La municipalidad informó hoy en su página web de que "la noche del 29 al 30 de enero transcurrió bajo el sonido de las salvas de artillería", con una situación especialmente tensa en cuatro distritos de la capital

"En las últimas 24 horas murieron siete civiles y resultaron heridos 23" en la capital regional, agregó la fuente.

Por otra parte, al menos cinco militares ucranianos murieron y otros 23 resultaron heridos también en las últimas veinticuatro horas, de acuerdo al portavoz del Estado Mayor de la Fuerzas Armadas ucranianas, Vladislav Selezniov.

"En combates y bombardeos, Ucrania perdió cinco militares. Otros 23 resultaron heridos. Todos ellos han sido hospitalizados", dijo Selezniov al presentar el último parte oficial de bajas.

Los combates más violentos tienen lugar actualmente en la ciudad de Debáltsevo, una estratégica plaza donde, según los separatistas, las milicias han cercado a una importante agrupación ucraniana.

"Mantenemos Debáltsevo. En Uglegorsk hay combates. La mitad de esa ciudad es nuestra y por la otra se libran encarnizados combates", escribió hoy en Facebook el jefe adjunto del Departamento del Ministerio del Interior de Ucrania para la región de Donetsk, Iliá Kiva.

Sin embargo, el diputado ucraniano y comandante del batallón de voluntarios "Donbass", reconoció hoy que Uglerovsk ha caído ya en manos de los separatistas.

"Uglerovsk está bajo el control de los terroristas. Solo mantenemos algunos puntos. El ataque tuvo lugar ayer, después de los disparos de artillería lanzaron un ataque con tanques contra nuestras fuerzas", escribió en Facebook.

Según el Estado Mayor del Ejército ucraniano, junto a Debáltsevo, importante nudo ferroviario y punto estratégico por el que pasa la carretera que une las ciudades de Donetsk y Lugansk -ambas controladas por los separatistas- la milicias prorrusas han concentrado alrededor de 2.500 combatientes.

La caída de Debáltsevo en manos de las milicias les permitiría unir fuerzas y conformar una línea de frente continua, con lo que de hecho conseguirían retrotraer la situación a la de mediados del año pasado, cuando comenzaba el conflicto.

Según el mando de los separatistas, las tropas ucranianas ya han comenzado a replegarse con grandes bajas de sus posiciones junto a Debáltsevo.

Desde su estallido, en abril del año pasado, el conflicto armado en el este ucraniano se ha cobrado más de 5.000 muertos y ha provocado el éxodo de cientos de miles de refugiados.