Continúan enfrentamientos en Ucrania a horas de las consultas para un alto al fuego

Al menos cinco civiles murieron en Donetsk por fuego de artillería al que está sometida la ciudad desde hace semanas y del que se acusan mutuamente los dos bandos enfrentados.

Kiev

Los combates entre las fuerzas de Kiev y los separatistas prorrusos continúan en el este de Ucrania a pocas horas de que empiecen en Minsk las consultas entre los dos bandos para debatir un alto el fuego en el marco de un plan de paz por etapas.

Al menos cinco civiles murieron y otros nueve resultaron heridos esta madrugada en Donetsk, capital de la región homónima, por fuego de artillería al que está sometida la ciudad desde hace semanas y del que se acusan mutuamente los dos bandos enfrentados.

Varios edificios de viviendas y un hospital infantil sufrieron graves daños en las últimas horas, según las autoridades municipales de la ciudad.

También en Donetsk, los milicianos continúan sus ataques contra unidades del ejercito ucraniano emplazadas desde mayo pasado en el aeropuerto internacional de la ciudad.

"Tenemos información de que allí también hay mercenarios extranjeros. Nuestras ofertas (a los militares ucranianos) para que se rindan han sido rechazadas", dijeron fuentes del Ministerio de Defensa de la autoproclamada república popular de Donetsk a la agencia Interfax.

En el tercer frente abierto por los rebeldes en el litoral del mar de Azov, las milicias prorrusas avanzaron en las últimas horas desde Novoazovsk en dirección a Mariúpol, segunda ciudad de la región de Donetsk y capital provisional en la que se han establecido los órganos de poder estatales y regionales leales a Kiev.

La misión de la OSCE en Ucrania, en su informe publicado hoy, ha constatado combates a poco más de 20 kilómetros de Mariúpol, junto a las localidades de Shirókino y Bezimiánnoe, donde numerosas viviendas sufrieron daños por más de medio centenar de obuses.

A su vez, el comandante del batallón de voluntarios "Azov", Andréi Biletski, informó de la destrucción por las milicias de una fortificación levantada por sus hombres en las afueras de Mariúpol y de varios muertos entre los combatientes.

Mientras, todo está listo en Minsk para la reunión del Grupo de Contacto para la crisis ucraniana -formado por Ucrania, Rusia, la OSCE y representantes de los rebeldes prorrusos-, que podría concluir con la firma de un plan de paz por etapas y la declaración hoy mismo de un alto el fuego.

Por vez primera desde que estallaron la acciones armadas el este de Ucrania, las autoridades de Kiev y los líderes de las milicias prorrusas parecen dispuestos a declarar un alto el fuego duradero a partir de 14.00 hora ucraniana (11.00 GMT).

"Ucrania está cansada de la guerra y hará todo lo posible para que la paz vuelva a nuestra tierra", dijo ayer el presidente ucraniano, Petró Poroshenko, quien se mostró dispuesto a ordenar a su Estado Mayor que declare a partir de hoy un alto el fuego en las regiones de Donetsk y Lugansk.