Inicia en Colombia programa de sustitución de coca

El objetivo es beneficiar a 100 mil familias y sustituir 50 mil hectáreas de cultivos de coca; a cambio las familias recibirán ganado y podrán sembrar plátano, cacao, maíz y arroz.
Un hombre camina sobre hojas de coca en el pueblo peruano de Omaya
Las familias recibirán ganado y podrán sembrar plátano y cacao entre otros frutos a cambio de abandonar el cultivo de coca., (AP)

Bogotá

En un gesto simbólico que representa el inicio de un programa de sustitución voluntaria de cultivos de coca, el presidente colombiano Juan Manuel Santos arrancó el jueves una mata de esta planta y sembró una de plátano en una región del sur del país.

El mandatario estuvo acompañado por el embajador de Estados Unidos en Colombia, Kevin Whitaker, y el Alto Consejero para el post conflicto, Rafael Pardo. El objetivo del programa es beneficiar a 100 mil familias y sustituir 50 mil hectáreas de cultivos ilícitos durante el primer año de implementación. De momento inicia a nivel nacional con 83 mil familias en 13 de los 32 departamentos que tiene el país.

Según Santos, los campesinos colombianos que cultivan la coca siempre han querido salirse del negocio ilícito, pero sin darles una salida eso era imposible.

“Luego de firmar un acuerdo de paz con las FARC se acordó con las comunidades hacer un verdadero plan efectivo, estructural y definitivo de sustitución de cultivos ilícitos por lícitos”, dijo el presidente después de visitar un predio cerca de la población de Uribe. En su visita a esta región, Santos firmó varios acuerdos de sustitución voluntaria con 500 familias.

A cambio de los cultivos de coca, las familias recibirán ganado y podrán sembrar plátano, cacao, maíz, palma africana y arroz.

El presidente también dijo que Colombia no ha tenido éxito en la erradicación del narcotráfico porque fue el combustible de gran parte de la violencia que sufrió el país por más de 50 años. “Necesitábamos la paz, necesitábamos que todas las comunidades estuvieran de acuerdo y que de forma mancomunada hiciéramos ese esfuerzo”.

Por su parte, el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas, quién estuvo acompañando a Santos, se mostró muy optimista. “Este es el primer programa ya real, tangible, de sustitución de las primeras 550 hectáreas y para mí hoy es un día muy importante: es el momento en que la solución final, la batalla final contra los cultivos ilícitos se inicia en Colombia”.

Recientemente, Bo Matizasen, representante de la Oficina de la ONU contra las drogas y el delito, dijo a The Associated Press que Colombia es el primer país del mundo en sembradíos de coca. Asimismo, señaló que el mayor aumento en los cultivos se observó en los departamentos de Nariño, Putumayo, Norte de Santander, Cauca y Caquetá. De acuerdo a un informe de 2015 de la misma oficina, hubo un aumento considerable de las hectáreas sembradas al pasar de 48 mil en 2013 a 69 mil en 2014.

Según la agencia antidrogas de Estados Unidos (DEA, por su sigla en inglés), entre 2007 y 2012 los sembradíos de hoja de coca en Colombia se habían reducido gracias a los programas de erradicación manual y a la fumigación aérea. Sin embargo, la misma entidad dijo que en 2014 y 2015 hubo un incremento.

El cultivo de la hoja de coca es uno de los problemas que más afecta a esta nación sudamericana y, como dijo Santos, es también uno de los ingredientes del conflicto armado interno.

Desde fines de 2012, el gobierno de Santos y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) trababan de iniciar un proceso de paz para tratar de poner fin a más de medio siglo de hostilidades. Uno de los puntos ya acordados en la mesa de negociación es el referente a la lucha conjunta contra el narcotráfico. Aunque lo ha negado en reiteradas oportunidades, el mencionado grupo rebelde es considerado una organización narcotraficante.

jamj