Dos coches bomba dejan 15 muertos en dos barrios chiitas de Bagdad

El Consejo de Seguridad de la ONU calificó la ofensiva de los yihadistas del Estado Islámico de la "mayor amenaza para Irak".
Niños chiitas iraquíes que debieron huir con sus familias de Mosul juegan con pistolas de juguete en la fiesta del Eid al-Fitr en Najaf
Niños chiitas iraquíes que debieron huir con sus familias de Mosul juegan con pistolas de juguete en la fiesta del Eid al-Fitr en Najaf (AFP)

Bagdad

Las explosiones de dos coches bomba en dos zonas de Bagdad mayoritariamente chiitas dejaron al menos quince muertos y más de 40 heridos este miércoles, indicaron fuentes policiales y médicas. Una de ellas tuvo lugar en una gasolinera de Sadr City, en la parte norte de la capital iraquí, cuando los automóviles hacían cola para echar gasolina, según testigos.

También había motociclistas esperando con bidones vacíos, ya que no se les permite ingresar con sus vehículos en la gasolinera. "Estaba llevando mi teléfono móvil a arreglar, cuando el coche explotó del otro lado de la calle", declaró Ali Dajel, un empleado del ministerio de Irrigación.

"Oí el ruido de la explosión y vi un gran incendio, pero cuando la policía empezó a disparar al aire para que nadie se acercara, me fui corriendo", agregó. "Había gente herida gritando y cuerpos en el suelo", afirmó. Al menos nueve personas murieron, según fuentes médicas y policiales. La otra explosión tuvo lugar en Al Amin y dejó seis muertos.

"Un coche bomba estalló (...) en la calle principal de la zona de Al Amin", declaró un coronel de la policía. Fuentes hospitalarias confirmaron las cifras y dieron cuenta de unos 40 heridos en los dos atentados. Los combatientes del grupo extremista Estado Islámico (EI) lanzaron hoy un amplia campaña de arrestos de familias del grupo étnico shabak, de credo chií, en la ciudad de Mosul, en el norte de Irak, informó a Efe una fuente de esa etnia.

El representante de los shabak en la provincia de Nínive, de la que Mosul es su capital, Qusai Abas, explicó que las detenciones fueron efectuadas en los barrios de Al Yazaer, Al Atchana y otras zonas del noreste de la ciudad, habitadas por este grupo étnico. "Sólo en el área de Al Yazaer los yihadistas arrestaron a ocho familias, con mujeres y niños incluidos, a quienes llevaron a un lugar desconocido, tras incautarles su dinero y apropiarse de sus viviendas", dijo.

Abas aseguró que el objetivo de esa campaña es "expulsar lo que resta de esas familias pobres de Mosul". Asimismo, señaló que el EI liberó ayer a más de cuarenta shabak, después de haberlos retenido e interrogado durante más de veinte días, tras detenerlos en la zona de Al Kukyeli. Aún permanecen arrestados más de 130 shabak y hasta ahora se desconoce su paradero, agregó el dirigente del grupo chiita.

Abas instó a las organizaciones internacionales y humanitarias a intervenir para que cese este tipo de agresiones que sufre esta etnia en Mosul "en medio del silencio del Gobierno iraquí". Por último, recordó que esta campaña de detenciones comenzó en Mosul el 10 de junio pasado, cuando los combatientes del EI ocuparon la ciudad. Los shabak, que poseen una lengua, cultura y costumbres propias, habitan principalmente en Nínive.

El Consejo de Seguridad de la ONU manifestó "grave preocupación" por la situación en Irak y calificó al grupo radical Estado Islámico (EI) de "mayor amenaza para el futuro de Irak", en una resolución aprobada hoy por unanimidad. La resolución, que prolonga por un año más el mandato de la Misión de Asistencia de las Naciones Unidas para Irak, condena los ataques por parte del EI y hace un llamado a favor de un diálogo democrático para fortalecer al gobierno iraquí.

Desde que el EI comenzara su avance por el norte de Irak en junio, la cifra de ataques en todo el país subió y hay dificultad para mantener la estabilidad.