La coalición internacional bombardea al EI en el norte de Siria

Aviones de la fuerza internacional tuvieron como principal objetivo zonas de los alrededores de Al Raqa, bastión principal de la organización yihadista Estado Islámico en territorio sirio.
 Dos cazas estadunidenses sobrevuelan el norte de Irak en la mañana del pasado 23 de septiembre tras atacar en Siria
Dos cazas estadunidenses sobrevuelan el norte de Irak en la mañana del pasado 23 de septiembre tras atacar en Siria (EFE)

Beirut

Aviones de la coalición internacional liderada por Estados Unidos bombardearon anoche posiciones del grupo yihadista Estado Islámico (EI) en las provincias sirias de Al Raqa y Alepo, en el norte del país, informó hoy el Observatorio Sirio de Derechos Humanos.

La fuerza internacional tuvo como blanco zonas de los alrededores de la ciudad de Al Raqa, capital de la provincia homónima y bastión principal de la organización radical. También bombardeó uno de los cuarteles del EI, ubicado en la escuela Ain Arus, próxima a la localidad de Tel Abiad, así como otro edificio en las cercanías.

La ONG subrayó que por el momento no hay informaciones de que se hayan producido víctimas. Mientras, en Alepo, los aviones lanzaron tres ataques aéreos contra el área de Sauamea, en las afueras de la población de Menbech, bajo control del EI.

Allí bombardearon un molino y una base de los extremistas en la carretera que une Menbech con la ciudad de Yarabulus. Según el Observatorio, hay muertos o heridos entre los empleados del molino y los yihadistas, pero no precisó su número.

Las fuerzas de la coalición atacaron el domingo por la noche el principal complejo de gas sirio, controlado por el EI, en Deir Ezor (este). Si esta planta deja de funcionar, varias provincias serán privadas de electricidad, según el OSDH.

Estados Unidos y sus aliados árabes, principalmente del Golfo, iniciaron el 23 de septiembre una ofensiva aérea contra el EI en Siria, también atacado en Irak por Estados Unidos y aliados occidentales desde hace un mes y medio. El EI proclamó un califato en Irak y Siria a finales de junio, donde ha conquistado amplias partes del territorio.