500 mil civiles huyen de ciudad iraquí de Mosul por combates

La Organización Internacional de las Migraciones detalló que los desplazados internos que han abandonado sus hogares no se les permite usar sus vehículos, por lo que la inmensa mayoría está ...

Ginebra

Los combates en la ciudad iraquí de Mosul y la total toma de control de la urbe por parte del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) han forzado a más de medio millón de personas a abandonar la localidad, según alertó hoy la Organización Internacional de las Migraciones (OIM).

Ayer, EIIL, un grupo islamista extremadamente radical, tomó el control de Mosul, la segunda ciudad de Irak, en un avance sin precedentes que llevó al Gobierno a pedir al Parlamento que decrete el estado de emergencia en todo el país.

Esta situación ha provocado que más de 500.000 personas hayan abandonado sus hogares y hayan huido de la provincia en busca de un refugio más seguro.

Según el personal que la OIM tiene sobre el terreno, a los desplazados internos que han abandonado sus hogares no se les permite usar sus vehículos, por lo que la inmensa mayoría está emprendiendo la huida a pie.

La OIM explica en un comunicado que aquellos desplazados que quieren adentrarse en la región del Kurdistán necesitan un permiso especial para hacerlo, y para ello precisan tener familiares que ya residan en esa provincia o alguien que se comprometa a acogerlos.

Los combates han causado muchos muertos y heridos pero el principal centro médico de la ciudad, compuesto por cuatro hospitales, está inaccesible, por lo que muchas mezquitas se han convertido en clínicas improvisadas.

Los empleados de la OIM destacaron, además, que las familias que han decidido quedarse casi no tienen ya comida y que muchas no tienen ni electricidad ni agua corriente, dado que los sistemas de distribución han quedado destrozados por los combates y muchos generadores se han quedado sin combustible.