Son 84 los muertos por ataque en Niza

El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, dijo que hay 18 heridos en estado crítico; en el camión usado en el ataque se hallaron documentos de identidad de un ciudadano franco-tunecino.
Personas heridas son evacuadas del lugar en el que ocurrió el ataque.
Personas heridas son evacuadas del lugar en el que ocurrió el ataque. (EFE)

Niza

Al menos 84 personas murieron y un centenar resultaron heridas, de ellas 18 en estado crítico, en la noche del jueves al viernes en Niza cuando un camión arremetió contra una multitud que presenciaba los fuegos artificiales de la fiesta nacional del 14 de julio.

La Fiscalía Antiterrorista asumió la investigación del caso. El propio presidente del país, François Hollande, dijo en un mensaje a la nación que "no se puede negar el carácter terrorista" del acto, y añadió que "toda Francia está bajo la amenaza del terrorismo islamista".

El conductor del camión, único ocupante del vehículo, fue abatido por las fuerzas de seguridad tras haber recorrido unos dos kilómetros por el Paseo de los Ingleses, uno de los más emblemáticos de la ciudad mediterránea, embistiendo a su paso a todo aquel con quien se cruzaba.

A esa hora, poco después de las 23:00 hora local, miles de personas abandonaban ese paseo marítimo tras haber asistido al clásico lanzamiento de fuegos artificiales. Entre las víctimas mortales hay varios niños.

En el interior del camión se halló, además de varias armas y granadas, un carné de identidad correspondiente a un hombre de 31 años.

El diario local "Nice Matin" detalló que este documento correspondería a un franco-tunecino de esa misma edad, aunque esta información no ha sido confirmada de manera oficial.

Por el momento se desconoce si el autor del ataque disparó alguna de sus armas, aunque varios de los heridos presentan heridas de bala.

El camión blanco utilizado por el presunto terrorista tenía una veintena de disparos en su luna delantera, causados por la policía para tratar de frenarlo.

Hollande dirigió una reunión de la célula ministerial de crisis antes de reunirse en el Palacio del Elíseo junto a su primer ministro, Manuel Valls, con quien viajará mañana a Niza tras presidir un Consejo de Defensa a las 09:00 hora local.

El presidente anunció que su primera decisión ha sido prolongar en tres meses el estado de emergencia, que expiraba en principio el 26 de julio tras el final del Tour de Francia y que no tenía la intención de renovar.

Al instante, la ciudad mostró solidaridad con los afectados por el ataque, y la etiqueta #PortesOuvertesNice empezó a circular en redes sociales para ofrecer alojamiento a todas aquellas personas con problemas para regresar a sus casas, ya que las fuerzas de seguridad pidieron a todos los vecinos no salir a la calle.