Ciclones en Japón e India dejan varios muertos y heridos

El ciclón ‘Hudhud dejó cinco muertos en la costa hindú, mientras que el tifón ´Vongfong´ hirió a 35 personas en la isla de Okinawa, Japón.

Asia

Los ciclones Hudhud y Vongfong golpearon hoy a dos países asiáticos, India y Japón respectivamente, y dejaron varios heridos, muertos, daños en construcciones, muelles y cultivos.

El ciclón Hudhud azotó con fuertes lluvias y vientos una amplia franja de la costa este de India, matando al menos a cinco personas. Tenía vientos de 195 kilómetros por hora cuando el borde de la tormenta tocó tierra después de fustigar la Bahía de Bengala, informó el contralmirante del Comando Naval del Este de India, SK Grewal. Agregó que 30 equipos de buceo y 20 de rescate estaban en alerta.

La velocidad de los vientos del ciclón cayó a cerca de 160 kilómetros por hora, pero se esperaba que ganara fuerza de nuevo durante el domingo, agregó.

Los expertos dijeron que era muy probable que la tormenta causara una devastación generalizada a lo largo de casi 300 kilómetros de la costa este de India.

Unas 400 mil personas fueron evacuadas de las zonas costeras de los estados de Andhra Pradesh y Orissa antes de que el ciclón tocara tierra. Se han creado cientos de refugios para acoger a los desplazados. Visakhapatnam, una de las ciudades más grandes en el sur de India y sede de una importante base naval, se estaba llevando la peor parte de la llegada del ciclón.

Las líneas eléctricas fueron desconectadas en zonas separadas de Andhra Pradesh para evitar electrocuciones, dijo Arvind Kumar, funcionario de socorro y rescate a periodistas.

En Japón, al menos 35 personas resultaron heridas cuando el tifón Vongfong, con vientos de hasta 180 kilómetros por hora y fuertes lluvias, golpeó la isla meridional de Okinawa y se dirigía a la isla de Kyushu, donde las autoridades ordenaron evacuar a 150 mil personas.

Los fuertes vientos que acompañan al tifón derribaron líneas eléctricas y señales de tráfico. El servicio de tren bala se detuvo durante varias horas en la isla de Kyushu. Las autoridades emitieron advertencias de aludes.

La agencia meteorológica del país dijo que el ojo del tifón podría llegar a la zona de Tokio el martes, perdiendo fuerza gradualmente a medida que avanza por el archipiélago.

Las fuerzas militares estadounidenses en Okinawa, donde la semana pasada un tifón mató a tres de sus efectivos que fueron arrastrados al mar por una corriente, ordenaron a los soldados y sus familias que permanezcan bajo techo mientras amainan los ventarrones y los aguaceros.