A prisión 26 años por sacarle los ojos a su ex pareja

El caso salió a la luz luego que Nabila Rifo, de 28 años, fuera encontrada en una calle de Coyhaique inconsciente y con lesiones en la cabeza y sin ojos por unos transeúntes.
Archivo. Criminal en la cárcel
La defensa del imputado, cuya familia ha criticado el fallo, puede apelar. (Shutterstock)

Santiago de Chile

Un año después del ataque en el que le arrancaron los ojos a la chilena Nabila Riffo, la justicia condenó este martes a 26 años de prisión a su ex pareja, en un caso de violencia intrafamiliar que conmocionó al país.

Tres magistrados del tribunal de la ciudad de Coyhaique (1.650 km al sur de Santiago) condenaron a Mauricio Ortega a dos penas de 12 años y 180 días de cárcel por "feminicidio frustrado en un contexto de violencia intrafamiliar" y "lesiones graves y gravísimas en grado de consumado" contra Nabila Rifo.

Asimismo, Ortega deberá pasar 540 días de cárcel por el delito de "violación de morada" ocurrido en junio de 2015, cuando ingresó a la casa de Nabila tras quebrar la puerta de ingreso con un hacha, en otro episodio de violencia anterior.

Tras cumplir con estas tres condenas, Ortega no podrá acercarse a la víctima por dos años, agregó el fallo.

"Hoy se hizo justicia con Nabila Rifo. Es fundamental que el país defienda a mujeres de la violencia y diga con fuerza #ChileSinFemicidios", dijo la presidenta Michele Bachelet en su cuenta Twitter.

El caso salió a la luz luego que Nabila Rifo, de 28 años, fuera encontrada en una calle de Coyhaique inconsciente y con lesiones en la cabeza y sin ojos por unos transeúntes que alertaron a la policía.

El hecho se produjo durante una fiesta en la vivienda de la pareja el 14 de mayo de 2016. Tras salir del domicilio familiar tras un episodio de violencia, Ortega la golpeó en la calle tres veces con una piedra en la cabeza.

"Me hice la muerta para que no me siguiera pegando", dijo Rifo en el juicio el pasado marzo.

"Para mí era un infierno lo que me estaba pasando", aseveró en su declaración la mujer, padre de dos de sus cuatro hijos.

Rifo estuvo varios días inconsciente en el hospital debatiéndose entre la vida y la muerte y ha quedado totalmente ciega.

Mauricio Ortega fue detenido días después por la policía, quedando en prisión preventiva como principal sospechoso del ataque.

La defensa del imputado, cuya familia ha criticado el fallo, puede apelar.

Caso emblemático

El caso de Rifo se convirtió en uno de los más emblemáticos de violencia machista. Hubo multitudinarias manifestaciones de repudio en el país y las redes sociales se incendiaron con mensajes de protesta.

La propia presidenta Michelle Bachelet, que presidió la organización ONU Mujer, visitó recientemente a Rifo en su casa y le dio su apoyo para que pueda recuperar una vida "lo más normal posible".

La declaración de Nabila ante la justicia despertó gran interés y fue transmitida en directo por el canal del Poder judicial y las estaciones de televisión locales, dejando a la luz pública los detalles más escabrosos del juicio.

La defensa de Ortega le llegó a preguntar a la víctima sobre sus preferencias sexuales, provocando una polémica por la exposición de la vida privada de la mujer.

"¿Qué tiene que ver mi vida sexual con lo que me ha pasado?", espetó Nabila Rifo.

El hecho hizo que el Poder Judicial decidiera no volver a transmitir en vivo las declaraciones de las víctimas en procesos judiciales para evitar exponer su intimidad.

Hasta abril de este año se han registrado en Chile 15 feminicidios consumados y 35 frustrados, según datos del ministerio de la Mujer e Identidad de Género.


jamj