• Regístrate
Estás leyendo: Chávez pagó 7.2 millones de euros a fundación de líderes de Podemos
Comparte esta noticia
Sábado , 20.10.2018 / 07:01 Hoy

Chávez pagó 7.2 millones de euros a fundación de líderes de Podemos

El pago del ex presidente de Venezuela a la fundación CEPS en la que trabajaron varios fundadores del partido de extrema izquierda, entre ellos Pablo Iglesias, tenía como fin extender en España el movimiento bolivariano.

Publicidad
Publicidad

El Gobierno venezolano del fallecido Hugo Chávez pagó 7.2 millones de euros a la fundación (Centros de Estudios Políticos y Sociales) CEPS, en la que trabajaron varios miembros del equipo fundador de Podemos (extrema izquierda), entre ellos su actual líder Pablo Iglesias y Juan Carlos Monedero, ex número dos de la formación e ideólogo del partido, para extender el movimiento bolivariano en España.

Según un documento publicado por el diario digital El Confidencial, la intención de Chávez era alentar “consensos de fuerzas políticas y movimientos sociales, propiciando en ese país (España) cambios políticos aún más afines al gobierno bolivariano”.

El texto fue redactado en el 2008 por el entonces ministro venezolano Rafa Isea y fue incorporado a la investigación que está realizando la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional de España desde el pasado mes de noviembre.

La fundación CEPS está directamente vinculada a Podemos por ser el germen del partido. Entre los destinatarios directos de estos fondos se encontrarían, según la información publicada por el digital, Iglesias y Monedero.

El importe total procede de sumar las cantidades destinadas a CEPS por Venezuela en 2003-2007 (2.7 millones de euros) y las solicitadas para el 2008 (1.65 millones) y 2009-2011 (2.83).

Hasta ahora, en las memorias de la fundación CEPS consta que la entidad recibió unos 3.7 millones de euros. No obstante, Podemos ha hecho hincapié en que el partido no tiene relación con esta fundación y que nunca ha recibido financiación del extranjero.

La oposición venezolana denunció en abril del 2015 que Podemos siguió asesorando a Maduro tras nacer como partido. Julio Montoya, diputado de Primero Justicia (partido de la oposición), consideró que los consejos de la fundación CEPS “han hecho mucho daño a Venezuela”.

El diputado y ex secretario de Organización de Podemos, Sergio Pascual, criticó que salgan a la luz nuevas informaciones al respecto coincidiendo con la posibilidad de formar un “gobierno de cambio” (en referencia a una hipotética alianza con el Partido Socialista) o la repetición de elecciones.

“Sobre estos asuntos, como salen reiteradamente cada mes y medio o dos mes, o cuando se acercan elecciones o dejan de acercarse, creo que hemos respondido hasta la saciedad y siempre han tenido el mismos resultado, que nadie se atreve a ir a un juzgado y cuando van, el resultado es que todo se desestima”, explicó.

Añadió que “no es el momento oportuno, hemos respondido infinitas veces, nadie se ha atrevido a ir a ningún juzgado para intentar demostrar algo y los poquitos que lo han hecho se han visto con un palmo de narices”, reiteró.

Afirmó que “en ningún caso” ha conocido “cifras similares” y aseguró que su trabajo consistía en “temas de alfabetización digital”. “Conocía mis sueldos o salarios, que estaban en torno a tres salarios mínimos”, dijo y añadió que no tiene “ningún tipo de relación” con la fundación “desde hace mucho”.

“Es curioso que cuando se acerca la posibilidad de que exista un gobierno de cambio en España, por encuestas, por momento electoral o por negociación de gobierno, sea cuando los miembros comiencen a estar más interesados por países que están a miles de kilómetros de aquí”, expresó.

La primera reacción del Gobierno conservador de Mariano Rajoy fue por parte de la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, quien pidió al secretario general del Partido Socialista Obrero Español (PSOE), Pedro Sánchez, y al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, tener muy en cuenta el lugar en el que trabajaron varios impulsores de Podemos.

No obstante, Santamaría no valoró el fondo del asunto y se limitó a señalar que hay una investigación abierta sobre la financiación del partido de Pablo Iglesias. También recordó que la financiación de un partido por parte de un Estado extranjero es un delito además de una injerencia.

Podemos siempre ha insistido en que sus cuentas están limpias, que no ha recibido financiación exterior y que no tiene vinculación con la fundación CEPS, aunque algunos de sus impulsores trabajaron para ella.

Mientras que el portavoz del PSOE en el Senado, Óscar López, consideró que “sería bueno” que Podemos explique pronto si tiene alguna relación con la financiación del Gobierno por parte de Venezuela.

Podemos fue el tercer partido político más votado en las elecciones generales de diciembre pasado. Nació como consecuencia del movimiento de los indignados del 15-M y ahora mismo pretende gobernar España junto al PSOE, que se niega a hacerlo porque el partido de extrema izquierda pretende, entre otras cosas, realizar un referéndum en Cataluña para que sus habitantes decidan su independencia del resto de España.

Las encuestas de las últimas semanas aseguran que en caso de nuevas elecciones Podemos sufriría una debacle debido a sus “posturas extremas” a la hora de negociar.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.