Cae una célula yihadista que atacaría el Vaticano

La investigación revela que el atentado se iba a realizar en 2010; los supuestos terroristas estaban vinculados a Osama Bin Laden.
En la isla de Cerdeña fue retenido un hombre de origen paquistaní.
En la isla de Cerdeña fue retenido un hombre de origen paquistaní. (Reuters)

Roma

Las investigaciones de la Fiscalía de Cagliari (isla italiana de Cerdeña) permitieron desarticular un grupo yihadista presuntamente vinculado a Al Qaeda y que en 2010 consideró la posibilidad de un atentado kamikaze en el Vaticano.

El fiscal Mauro Mura explicó que de las interceptaciones durante los años que duró la investigación (diez), surgió la hipótesis de un proyecto de atentado en el Vaticano en marzo de 2010, durante la permanencia en Italia de un presunto atacante de origen paquistaní.

"Existen conversaciones en las que se habla de atentados, entre ellos uno dirigido a la Ciudad del Vaticano, pero sin nada organizado", aceptó el fiscal.

El vocero del Vaticano, Federico Lombardi, explicó que "se trataba de una hipótesis relativa a 2010 (cuando el papa era Benedicto XVI) y nada más. No se trata por tanto de un hecho que sea hoy relevante y no hay motivo alguno de preocupación".

La policía explicó que en marzo de 2010 se practicó un registro en unas casas donde residían dos paquistaníes y presuntamente uno de ellos era el terrorista suicida que viajó a Italia.

Tras la intervención policial, los dos paquistaníes fueron contactados por otra persona de la célula que les ordenó que dejasen la casa y uno de ellos viajó a Olbia en Cerdeña y el otro a Bergamo (norte de Italia).

Los fiscales comunicaron que de las 20 órdenes de detención emitidas han arrestado a nueve personas, ocho paquistaníes y un afgano, mientras otros tres están desaparecidos y el resto, se ha comprobado, abandonó Italia.

Las detenciones se produjeron en las ciudades de Sassari, Bergamo, Macerata, Roma, Frosinone y Foggia y se les acusa de actos terroristas en el extranjero y de favorecer la inmigración clandestina.

Según los investigadores, esta red estuvo implicada en algunos atentados terroristas, como uno en Peshawar (Pakistán) en 2009 en el que murieron 100 personas.

Actualmente, explicaron los fiscales, su actividad en Italia era la de recaudar dinero para actividades de terrorismo de apoyo a los talibanes y contra los gobiernos de Pakistán y Afganistán.

La fiscalía confirmó que de las interceptaciones telefónicas se desprende que las familias de dos de los paquistaníes arrestados tenían contacto directo con el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden, cuya muerte se anunció el 1 de mayo de 2011.

En estos años de investigaciones también se ha podido constatar que la organización tenía a su disposición armas y reclutaba personas para enviarlas a cometer actos terroristas en Pakistán y Afganistán, informó la policía.