Explosión en edificio policial en Egipto: 14 muertos y 100 heridos

La fuerte explosión tuvo lugar en la ciudad de Mansura, a unos cien kilómetros al norte de El Cairo, el mismo día en que el Ejército egipcio aseguraba haber matado a 184 "terroristas" desde ...

El Cairo

Al menos catorce personas murieron y varias decenas resultaron heridas a causa de la explosión de un coche bomba en las proximidades de un edificio de la policía egipcia, señaló a la AFP una fuente médica. La fuerte explosión tuvo lugar en la ciudad de Mansura, a unos cien kilómetros al norte de El Cairo, según la fuente. Asimismo, ésta provocó importantes daños materiales. Los ataques contra las fuerzas del orden en Egipto se han multiplicado desde la destitución, el 3 de julio pasado, del presidente islamista Mohamed Mursi.

Magdy Higazi, un alto responsable del ministerio de Salud en la provincia de Daqahleya, en el delta del Nilo, señaló el balance provisional de catorce muertos y varias decenas de heridos, al menos un centenar. Fuentes de la seguridad precisaron que el general Sami el Mihi, responsable de la misma en la provincia, había resultado herido, y dos de sus colaboradores murieron como consecuencia de la deflagración del coche cargado de explosivos, cuyo estruendo fue escuchado en un radio de 20 kilómetros alrededor de la ciudad.

La mayoría de las víctimas del ataque ocurrido durante la noche en Mansura, capital de la provincia de Daqahleya, eran agentes de la policía, según su gobernador, Omar al Chauatfy. Los responsables de los servicios de seguridad afirmaron que el coche bomba estaba cargado con decenas de kilogramos de explosivos y provocó también grandes daños en las fachadas de los edificios colindantes al de la policía, lo que mostraron imágenes de la televisión, además de decenas de ambulancias que llegaban o se retiraban del lugar.

Egipto vive en un estado de violencia permanente tras el derrocamiento de Morsi, durante el verano boreal. Por un lado, el gobierno de "facto" militar reprime de manera sangrienta a los partidarios del expresidente, y por otro, grupos yihadistas, algunos vinculados a Al Qaeda, reivindican permanentemente ataques contra las fuerzas de seguridad, ya sea del ejército o de la policía. Se prevé un referéndum constitucional para dentro de tres semanas, como primera etapa para recuperar la institucionalidad del país.

De otra parte, el ejército egipcio aseguró hoy haber matado a 184 "terroristas" desde el mes de agosto en el Sinaí Norte, donde los ataques contra las fuerzas de seguridad se volvieron prácticamente diarios desde que el ejército derrocó al presidente islamista Mohamed Mursi en julio. Los militares "eliminaron a 184 terroristas y radicales" desde agosto, hirieron a otros 203 y detuvieron a 834, declaró el portavoz del ejército, el coronel Ahmed Aly, citado por la agencia de noticias estatal Mena.

Resulta imposible contrastar estas cifras con una fuente independiente ya que el ejército tiene acordonadas las zonas en las que realiza sus operaciones desde que en julio lanzó una gran operación con sus tropas terrestres y su aviación. Después de que el ejército egipcio derrocara a Mursi el pasado 3 de julio más de un centenar de miembros de las fuerzas de seguridad murieron en ataques yihadistas en Egipto, principalmente en el Sinaí Norte, habitado en su mayoría por beduinos que mantienen relaciones tensas con las autoridades.