Expone gobierno federal caso Iguala ante la CIDH

Afuera de la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, un grupo de manifestantes pidió justicia para los 43 normalistas desaparecidos y abucheó a la delegación del Gobierno de México.

Washington

Durante la primera audiencia sobre México en la sede de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en Washington, la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón, expuso el caso de los normalistas de Ayotzinapa desaparecidos.

Aseguró que el Gobierno de México "ha manifestado su compromiso de manera diligente, objetiva e imparcial para sancionar a quienes resulten responsables" y localizar a los estudiantes.

Afuera, un grupo de manifestantes que pedía justicia para los 43 estudiantes desaparecidos hace más de un mes en Iguala recibió con abucheos a la delegación del Gobierno de México que acudió a la CIDH para explicar su Programa Nacional de Derechos Humanos.

Por su parte, el secretario Ejecutivo de la CIDH, el mexicano Emilio Álvarez Icaza, recordó que "la expectativa de los padres es encontrar a los jóvenes con vida" e instó a multiplicar los esfuerzos en ese sentido.

"Hay un contexto de grave crisis de lo que está pasando y es lamentable no solo los hechos de Ayotzinapa, Tlatlaya o Puebla; lo lamentable es que son patrones que venían sucediendo antes. Ésa es una de las señales que preocupa", señaló Icaza.

Varias organizaciones, representantes del Gobierno de México y los miembros de la CIDH guardaron un minuto de silencio en memoria de los seis estudiantes de la Normal de Ayotzinapa que murieron el 26 de septiembre en Iguala y recordaron también a los 43 jóvenes desaparecidos.

"Fue - el - Estado - Justicia - Búsqueda - Verdad - Nunca - Más", rezaban las pancartas sostenidas por varios activistas durante el minuto de silencio, en el que tanto los representantes del Estado como los de la CIDH se pusieron en pie en memoria de los fallecidos.

"Hoy no estamos todos aquí. Hoy nos faltan 43 estudiantes de la Normal Rural de Ayotzinapa. Por eso los mencionamos", señaló la abogada Priscila Rodríguez, una de las solicitantes de la audiencia, antes de que sus compañeros leyeran, uno a uno, los nombres de los jóvenes desaparecidos.

El pasado 26 de septiembre policías atacaron a tiros a estudiantes de la escuela Normal de Ayotzinapa presuntamente por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, causando la muerte a seis personas y heridas a 25 más.

Además, de acuerdo con la investigación, los policías detuvieron a 43 estudiantes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, cuyo líder, Sidronio Casarrubias, ordenó su desaparición creyendo que se trataba de miembros de Los Rojos, un grupo criminal rival.