La Casa Blanca revisa un informe climático que contradice a Trump

Agencia federal debe decidir si lo publica antes del 18 de agosto.
Scott Pruitt, titular de la Agencia de Protección Medioambiental.
Scott Pruitt, titular de la Agencia de Protección Medioambiental. (Gene J. Puskar/AP)

Washington

La Casa Blanca revisa un informe oficial hecho por científicos que determina con “un grado muy alto de confianza” que el cambio climático está relacionado con la actividad humana, algo que contradice la postura del presidente Donald Trump y algunos de sus asesores.

El borrador del texto, publicado ayer por The New York Times y The Washington Post, considera “extremadamente probable” que “la mayoría del aumento en la temperatura media global desde 1951 fue causado por la influencia humana sobre el clima”.

Científicos consultados por ambos diarios temen que la Casa Blanca, que recibió el informe hace unas semanas y lo está evaluando, decida desecharlo y evite su publicación.

Ese temor proviene de las dudas que Trump ha expresado sobre que el cambio climático sea real.

Además, el administrador de la Agencia de Protección Medioambiental (EPA), Scott Pruitt, dijo no creer que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) sean un factor que contribuye al cambio climático, y su oficina y otras agencias deben decidir si aprueban el informe antes del 18 de agosto.

El documento, llamado Informe Especial sobre Ciencia Climática, ha sido elaborado por científicos en 13 agencias federales y forma parte de la Evaluación Nacional del Clima que, por ley, el Gobierno estadunidense debe publicar cada cuatro años.

El borrador indica: “Hay pruebas abundantes de los cambios en el clima, desde la cima de la atmósfera hasta las profundidades de los océanos”, y también evidencias de que “las actividades humanas, en especial las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), son responsables... No hay explicaciones alternativas, y no hay ciclos naturales encontrados en el historial analizado que puedan explicar los cambios en el clima”, asegura el reporte.

El estudio también considera posible atribuir al cambio climático algunos fenómenos meteorológicos extremos y advierte que la tasa de acidificación de los océanos, relacionada con las emisiones CO2, “no tiene precedentes en al menos 66 millones de años”.

Según los científicos, si los humanos dejaran de emitir de inmediato GEI, el mundo se calentará al menos 0.3 grados Celsius más para cuando termine el siglo, y si todo sigue como está, será hasta de 2 grados.

Trump anunció hace dos meses su decisión de apartar a EU del Acuerdo de París, que busca precisamente evitar que el calentamiento global supere los 2 grados Celsius.