Carnaval de Río no distingue día y noche

Miles de personas pasaron toda la noche de fiesta al ritmo de la samba y de las "marchinhas", las tradicionales e irreverentes canciones de carnaval carioca.
Integrantes de la escuela de samba Rosas de Ouro, durante los desfiles del Carnaval de Sao Paulo.
Integrantes de la escuela de samba Rosas de Ouro, durante los desfiles del Carnaval de Sao Paulo. (EFE)

Brasil

Los brasileños empalmaron hoy las fiestas de la noche del viernes y las de la mañana del sábado en las multitudinarias fiestas de carnaval que se extienden por todo el país.

En ciudades como Río de Janeiro y Recife, la capital del estado de Pernambuco (noreste), las comparsas más madrugadoras salieron hoy a la calle a las 8:00 hora local (11:00 GMT) recogiendo a los miles de personas que pasaron toda la noche de fiesta y a otros muchos que optaron por tomarse un descanso de varias horas de sueño.

Estas dos ciudades mantienen una particular rivalidad para dirimir cuál es capaz de organizar una fiesta más multitudinaria en el sábado de carnaval, en ambos casos, con cifras que superan con holgura un millón de personas.

En Río, la fiesta más concurrida es la organizada por la comparsa Cordão da Bola Preta, que abarrota las amplias avenidas del centro de la ciudad al ritmo de la samba y de las "marchinhas", las tradicionales e irreverentes canciones de carnaval carioca.

Recife organizó, como cada año, el Galo da Madrugada, que reunió a una ingente cantidad de personas ávidas de fiesta al inicio de la mañana por las calles y puentes del centro de la capital de Pernambuco.

A diferencia de Río, en el carnaval de Recife no se oye samba, sino "frevo", una música alegre que se acompaña con una danza mezclada de saltos casi acrobáticos y en la que los bailarines llevan un diminuto paraguas arcoíris en la mano.