• Regístrate
Estás leyendo: Carly Fiorina y CNN, victoriosos del segundo debate republicano en EU
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 14:01 Hoy

Carly Fiorina y CNN, victoriosos del segundo debate republicano en EU

La ex directora de Hewlett Packard (HP) se impuso al resto de aspirantes republicanos en el segundo debate, según los analistas políticos, mientras la cadena CNN registró una audiencia récord de 22.9 millones.

1 / 2
Publicidad
Publicidad

La ex directora de Hewlett Packard (HP) Carly Fiorina se impuso con claridad en el segundo debate de aspirantes republicanos a la Presidencia de Estados Unidos, según las valoraciones realizadas hoy por los analistas políticos, en una jornada que confirmó el masivo interés que generan estas primarias.

El cara a cara de los once precandidatos conservadores mejor situados en las encuestas para las elecciones de 2016 se celebró el miércoles en la Biblioteca Presidencial Ronald Reagan, en Simi Valley, al noroeste de Los Ángeles (California).

El debate, al que antecedió otro con cuatro aspirantes republicanos que ni siquiera alcanzan el 1 % de apoyo popular en los sondeos, fue seguido por una media de 22.9 millones de espectadores a través de CNN, cadena que registró así el mayor éxito de audiencia de su historia.

El programa de tres horas tuvo un seguimiento inferior al del primer debate emitido por Fox en agosto (25.1 millones de televidentes), que duró 60 minutos menos, pero continúo ofreciendo unos resultados más propios de populares concursos como "American Idol" que de tertulias políticas.

"Antes de que empezara el debate ayer por la noche, la mitad del país no había escuchado mi nombre y no sabía que estaba en la carrera por la Presidencia", aseguró Fiorina hoy en una entrevista con Fox News.

"Era una oportunidad enorme para mí", dijo la ejecutiva de 61 años que en el mes de agosto se había quedado fuera del debate principal, en el que figuraban los precandidatos favoritos Donald Trump, Ben Carson y Jeb Bush.

Fiorina, que anteriormente había demostrado dotes para la dialéctica, no defraudó a los expertos, que hoy coincidían en destacar su actuación por encima del resto de aspirantes, incluido Trump, quien salió mal parado en sus cruces con ella.

"Estoy muy satisfecha con el debate", afirmó la republicana, que también ganó la contienda en Twitter, donde registró mayor crecimiento de seguidores durante la emisión y protagonizó el momento más tuiteado de la noche, cuando respondió a la descalificación de Trump sobre su aspecto físico.

"Creo que todas las mujeres en este país hemos escuchado muy claramente lo que Trump ha dicho", afirmó ella, momento que le brindó también un sonado aplauso del público presente.

Fiorina optó por transmitir firmeza y evitó enfrentamientos directos con Trump salvo para desacreditar sus logros como empresario, se mostró intransigente con el aborto y decidida a fortalecer la presencia militar de EU.

Trump, por su parte, empezó con fuerza fiel a su estilo de golpes bajos y ciñó su mensaje a repetir sus ya conocidas propuestas de un muro con México y deportación masiva de inmigrantes indocumentados, aunque su voz se fue apagando a medida que pasaba el tiempo hasta llegar a desaparecer de la conversación por más de media hora, según los analistas.

El magnate se congratulaba hoy del índice de audiencia de CNN, que atribuía a su gancho mediático, y celebraba las encuestas realizadas por varias plataformas de internet que le daban como vencedor, unos sondeos no representativos al contar votos emitidos por cualquiera en internet.

Hasta la semana que viene, no estará disponible un sondeo de opinión riguroso que recoja el efecto del segundo debate, en el que se espera que Fiorina aparezca ya en cabeza junto a Trump, cuyo favoritismo se va desinflando poco a poco aunque todavía nadie lo da por derrotado.

El ex gobernador de Florida Jeb Bush mejoró en este segundo debate e incluso tuvo momentos destacados, como cuando se plantó con Trump para defender la labor de su hermano George W. Bush en la Casa Blanca, pero su actitud parsimoniosa siguió sin convencer a los expertos que creen que le falta empuje, al menos ante las cámaras.

El neurocirujano retirado Ben Carson, que hasta ahora solo es superado por Trump en los sondeos, mantuvo el tono tranquilo que le ha funcionado hasta la fecha y evitó arriesgar, como muchos esperaban. Su inmovilismo le ha valido críticas por dejar pasar la ocasión de apelar a unas bases que parecen haber visto en él una alternativa seria a Trump.

El senador Marco Rubio, con un discurso muy definido en política exterior, y el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, que supo jugar sus bazas para acaparar el tiempo en pantalla que se le escapó en el debate inicial, también salieron bien parados del debate en el que el resto de aspirantes no llegó a cuajar una actuación notable.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.