El Gobierno turco estudia construir cárceles separadas para los homosexuales

El ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag dijo que se estudiará la posibilidad de construir edificios separados para "quienes tienen opciones sexuales diferentes".

Ankara

El ministro turco de Justicia, Bekir Bozdag, anunció hoy un plan para separar a los presos homosexuales en cárceles especiales, con la intención de proteger a esos convictos, informan medios locales.

Bozdag respondió así en el Parlamento a una pregunta de la oposición sobre la situación de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales (LGBT) en las cárceles turcas.

El ministro precisó que aún se está desarrollando el proyecto, que estudia "la construcción de cárceles separadas para reclusos que tienen opciones sexuales diferentes".

Señaló que en las nuevas prisiones estos reos no compartirían zonas comunes con el resto de reclusos.

Veli Agbaba, el diputado del socialdemócrata Partido Republicano del Pueblo que formuló la pregunta, explicó a Efe que ese proyecto ha de ser revisado y denunció que "cárceles separadas significarían una masiva y total revelación de la identidad de las personas del colectivo LGBT".

Aunque reconoció que hay una necesidad creciente de mejorar las condiciones de encarcelamiento de estas personas, recordó que la difusión de sus identidades es uno de los principales problemas que sufren en Turquía.

"En el caso de un proyecto de cárceles separadas, hay que tener en cuenta la opinión de las personas LGBT", insistió el diputado.

Actualmente, la costumbre es que los LGBT que declaran su orientación sexual sean puestos juntos en las celdas.

La asociación LAMBDA de Estambul, que representa a gays, lesbianas, bisexuales y transexuales, aseguró que los planes del Gobierno no tienen base legal y que el Código Penal turco no establece distinciones entre los ciudadanos.

"No se puede tener prisiones separadas por razones religiosas o étnicas. Hay muchos abusos en las prisiones, también por parte de los guardas. Es absurdo decir que se van a construir cárceles separadas para los LGBT sin hacer nada sobre esos problemas", denunció Firat Soyle, abogado de la asociación, según el diario "Posta".