Tres candidatos aspiran en España a liderar el PSOE

Pedro Sánchez, de 42 años, profesor de economía y diputado, logró el mayor número de firmas y aparece como el gran favorito para llegar a la secretaría general, seguido por Eduardo Madina, de 38, ...
Eduardo Madina (i) y Pedro Sánchez (d), los dos principales candidatos a liderar el histórico partido socialista español
Eduardo Madina (i) y Pedro Sánchez (d), los dos principales candidatos a liderar el histórico partido socialista español (EFE)

Madrid

Los militantes del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) designaron a tres candidatos para suceder a Alfredo Pérez Rubalcaba, que abandona la secretaría general del partido después de los desastrosos resultados en las elecciones europeas, anunció hoy la formación.

El carismático Pedro Sánchez, de 42 años, profesor de economía y diputado, hasta ahora poco conocido del gran público, aparece ahora como el gran favorito, al conseguir 41,338 firmas de militantes válidas, según resultados publicados hoy por el PSOE.

Eduardo Madina, de 38 años, secretario general del grupo socialista en el Congreso de los Diputados, llegó lejos por detrás con 25,238 firmas. Este diputado originario del País Vasco, amputado de la parte inferior de una pierna tras un atentado de la organización separatista armada vasca ETA en 2002, hacía inicialmente figura de favorito.

El tercer candidato, José Antonio Pérez Tapias, un sevillano de 59 años, profesor y decano de la universidad de filosofía y de las letras de Granada (sur), obtuvo algo más del 5% de firmas necesarias (9,874) para ser candidato.

Al término de una campaña (3-12 de julio), los militantes del PSOE elegirán a su candidato para el cargo de secretario general el 13 de julio, antes de un congreso extraordinario de los delegados del partido, previsto en Madrid los 26 y 27 de julio. El PSOE, primera fuerza de oposición en España, intenta una renovación en un contexto de caída electoral y de divergencias internas, entre otros sobre el independentismo en Cataluña.

Al anunciar su abandono de la dirección del PSOE al día siguiente del fracaso de las europeas a finales de mayo, Rubalcaba, de 62 años, llamó él mismo a la renovación del partido y a una forma de política más directa, antes de unas elecciones legislativas previstas para finales de 2015. Este pilar del PSOE anunció el jueves que abandonará la política con el reinicio del curso político en septiembre, después de 21 años de actividad.

Su último gesto fuerte habrá sido hacer aprobar por parte del PSOE la ley de abdicación del rey Juan Carlos a favor de su hijo Felipe, pese a las discrepancias entre los militantes, en virtud del "pacto constitucional" que permitió la transición democrática tras la dictadura franquista (1939-1975).

El PSOE, al igual que el Partido Popular (derecha, en el poder desde 2011) se enfrentan al avance de las pequeñas formaciones, entre otros de izquierda y republicanos, que han sacudido el tradicional bipartidismo en España.