• Regístrate
Estás leyendo: Candidato republicano tilda de «inviable» plan migratorio de Trump
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 10:06 Hoy

Candidato republicano tilda de «inviable» plan migratorio de Trump

Lindsay Graham, aspirante con pocas posibilidades de ganar la nominación republicana, comparó al magnate inmobiliario con el Mago de Oz, y afirmó que su atractivo decaerá "al cabo de un tiempo".

Publicidad
Publicidad

DPA

El candidato republicano Lindsey Graham criticó hoy el plan migratorio de su contrincante en la carrera hacia la presidencia de Estados Unidos Donald Trump y lo calificó de "incomprensible" e "inviable". En una entrevista con el diario local The Des Moines Register, Graham, que tienen pocas posibilidades de ganar la nominación republicana, atacó a Trump, que parte como favorito en las encuestas.

"Creo que cuanto más se exponga, presentando soluciones que son inviables, su atractivo decaerá al cabo de un tiempo cuando la gente se dé cuenta de que no hay nada detrás de la cortina", dijo Graham, quien comparó al multimillonario con el Mago de Oz.

El senador republicano considera que el plan migratorio de Trump es "completamente incomprensible". "Es inviable, no tiene sentido", añadió Graham, que consideró que el mutimillonario encontrará "apoyo cero" de los demócratas y apenas apoyo entre los republicanos a su plan.

"¿De verdad creen que México va a pagar el muro?", preguntó Graham, quien considera que "no es factible" deportar a los once millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos, tal y como ha prometido hacer Trump si sale elegido presidente en las elecciones de 2016.

El senador republicano considera que el plan migratorio de Trump sólo está sirviendo para que una vez más le cuelguen al partido republicano la etiqueta de partido antihispano.

Graham no el único candidato a las primarias republicanas que ha criticado el plan migratorio de Trump. El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie consideró que la idea de Trump de que México pague por el muro entre los dos país "no tiene sentido" y el senador Marco Rubio se opuso a acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento.

En cambio, el gobernador de Wisconsin Scott Walker apoyó el lunes el plan migratorio del magnate. Trump presentó el pasado domingo un plan migratorio, que ha sido muy criticado por las organizaciones latinas y pro inmigrantes.

El multimillonario ha prometido que si gana las elecciones de 2016, deportará a todos los inmigrantes ilegales del país, rescindirá los decretos migratorios anunciados en noviembre por Barack Obama y obligará a México a pagar por el muro en la frontera. Trump también quiere acabar con el derecho a la ciudadanía por nacimiento, que reconoce la Constitución estadounidense en la enmienda 14.

El tema de la inmigración será probablemente uno de los temas centrales de la campaña presidencial de 2016, en la que el voto latino puede tener la llave de la Casa Blanca. La candidata a las primarias demócratas Hillary Clinton se mostró en mayo a favor de una reforma migratoria con una vía para la ciudadanía para los inmigrantes indocumentados, en un intento de diferenciarse de los candidatos republicanos y ganarse el voto de los latinos en los comicios.

Hispanos critican

Organizaciones hispanas también criticaron duramente el lunes los planes migratorios esbozados por Trump, que incluyen deportaciones masivas, y los calificaron de "irracionales" y "deshumanizantes". "El plan es deshumanizante y basado en odio, contiene propuestas totalmente irracionales que van en contra de la mayoría de los estadunidenses", manifestó hoy Cristina Jiménez, directora del movimiento juvenil United We Dream (UWD).

En el mismo sentido se pronunció Ben Monterroso, director de Mi Familia Vota, quien dijo hoy a Efe que se "trataba de una ataque a nuestra comunidad" y hace un llamado a los hispanos para que se unan en el rechazo y además acudan de forma masiva a las urnas en 2016.

Trump presentó el domingo un duro plan migratorio que incluye la deportación de todos los inmigrantes indocumentados, la construcción de un muro en la frontera sur con México y la finalización del derecho a la ciudadanía por nacimiento que establece la Constitución.

La propuesta de las deportaciones masivas "está moralmente equivocada y va en contra de los valores de este país", cuestionó Jiménez. "Pensé que la última vez que escucharía un ataque a nuestra comunidad sería en 1994 cuando el entonces gobernador de California, Pete Wilson, se negó a darles servicios a los hijos de indocumentados", dijo Monterroso.

Criticó que de nuevo el "mismo partido con las mismas ambiciones ataca no solamente a los inmigrantes sino a toda la comunidad". Trump también prometió "triplicar" el número de funcionarios de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en inglés), que cuenta con unos cinco mil empleados, y endurecer las penas para los "millones de personas que vienen al país con visados temporales, pero se niegan a marcharse".

"El liderazgo republicano ha llegado a lo más bajo porque, como decíamos en mi pueblo, el que calla otorga. No he escuchado por parte de los republicanos ningún llamado a Trump pidiéndole que no sea más presidencial", expresó Monterroso. El activista aseguró que la respuesta debe entonces venir de los hispanos y basarse en la unidad de "la comunidad latina, incluyendo a escritores, empresarios, religiosos, dirigentes comunitarios, artistas y deportistas".

Precisó que no se trata de activismo comunitario, sino de una unidad como la lograda hace veinte años en California que eventualmente llevó a la abolición de medidas contra los inmigrantes en ese estado. Sin esa unidad "estaríamos dejando que personas como él (Trump) manejen la agenda de nuestra comunidad", advirtió Monterroso.

La Liga de Ciudadanos Latino Americanos Unidos (Lulac) cuestionó la "retórica de odio" de Trump, que está "reciclando viejas ideas" para "atraer la atención de la extrema derecha", manifestó Roger Rocha Jr., su presidente. Como Monterroso, Rocha también convocó a movilizarse, en este caso para "redoblar nuestros esfuerzos para trabajar en una reforma inmigratoria completa que le provea a los individuos una oportunidad real de sobresalir en la fuerza laboral de una manera legal y ordenada".

Según Monterroso, algunos políticos parecen olvidarse de que los once millones de inmigrantes sin papeles cuentan con el respaldo de millones de ciudadanos que sí votan y que no lo harán por candidatos con plataformas que perjudiquen a sus familiares o amigos indocumentados.

Precisó que ocho de cada diez indocumentados conoce a por lo menos un ciudadano registrado para votar. "Declaraciones como las que hemos escuchado este fin de semana son un llamado para que nos registremos a votar y nos comprometamos a acudir a las urnas el 8 de noviembre de 2016 para votar por candidatos que no ataquen a nuestra comunidad", declaró Monterroso.

"Esa será la mejor manera de responder a este penoso, irresponsable y preocupante mensaje", agregó.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.