"No sabía que había gente": chofer de camión en Texas

James Matthew de 60 años declaró que no se había percatado de que los inmigrantes estaban adentro del remolque, hasta que se detuvo y vio a varios de ellos muertos.
James Matthew Bradley de 60 años, fue arrestado el domingo y podría ser condenado a muerte.
James Matthew Bradley de 60 años, fue arrestado el domingo y podría ser condenado a muerte. (AP)

San Antonio

El hombre que fue acusado en Texas de transportar inmigrantes en un camión sin aire acondicionado ni agua dijo a los investigadores que no sabía que había gente dentro del vehículo hasta que se detuvo y encontró a decenas de personas muertas o deshidratadas, según documentos judiciales.

James Matthew Bradley Jr., de 60 años, fue arrestado el domingo y podría ser condenado a muerte después de que las autoridades hallaron ocho personas muertas en la parte de atrás de su camión de carga estacionado fuera de una tienda de Walmart en San Antonio.

TE RECOMENDAMOS: Migrantes se turnaban para poder respirar a través de un hoyo

Muchos otros inmigrantes que estaban dentro del camión, entre ellos niños, sufrieron deshidratación y golpes de calor. Otras dos personas murieron más tarde tras ser hospitalizadas, lo que elevó la cifra total de fallecidos a 10.

Uno de los inmigrantes que iba en el camión contó a los investigadores sobre las condiciones dentro del vehículo atestado de personas.

Los inmigrantes se turnaban para tomar aire de un agujero en uno de los costados del camión, relató. Algunos murieron y otros gritaban y golpeaban el camión para que el vehículo se detuviera. Sus intentos no tuvieron éxito hasta que el camión llegó al Walmart, sostuvo el testigo.

Bradley dijo a los investigadores en el lugar del hallazgo que no supo que había personas dentro del camión hasta que estacionó y escuchó golpes y gritos que provenían de la parte trasera del vehículo. Cuando abrió la puerta vio "cuerpos en el piso", de acuerdo al resumen del interrogatorio. Unas 30 o 40 personas salieron y se dispersaron, agregó.

El conductor llamó a su esposa pero no al 911 para pedir ayuda, de acuerdo a los documentos judiciales.

JOS