Sube a 317 camboyanos víctimas de trata rescatados en Indonesia

Pescadores fueron atraídos por traficantes con la promesa de trabajo en el sector de la construcción en Tailandia, pero los llevaron a trabajar en barcos en jornadas interminables.

Phnom Penh

El Gobierno de Camboya anunció hoy el rescate de unos doscientos nacionales víctimas de explotación en Indonesia, que se suman a los 118 pescadores liberados desde finales de marzo en el archipiélago de las Molucas, según los medios locales.

"La embajada de Camboya ha cooperado con las autoridades indonesias para rescatar a 199 trabajadores de barcos pesqueros tailandeses en la isla de Ambon, Indonesia", indicó en un comunicado el Ministerio de Asuntos Exteriores de Camboya.

El portavoz del Ministerio, Koy Kuong, aseguró que expedirá pasaportes para los camboyanos en Ambon y que impondrá los gastos de su traslado a los patrones de los barcos, según el Cambodia Daily.

Centenares de trabajadores birmanos, pero también tailandeses, laosianos y camboyanos, fueron liberados a finales de marzo por las autoridades indonesias en la isla de Benjina, donde varios permanecían en situación de esclavitud encerrados en jaulas.

Un primer grupo de 59 pescadores camboyanos encontrados en Benjina fue repatriado el 9 de mayo, y su caso, el traslado fue financiado por la agencia estadounidense para el desarrollo (USAID) y la ONG Winrock.

Según testimonios recogidos por la prensa local, los pescadores fueron atraídos por los traficantes con la promesa de trabajar en el sector de la construcción en Tailandia, pero los llevaron a trabajar en barcos en jornadas interminables.

La Organización Internacional para la Inmigración calcula que entre 3,000 y 4,000 víctimas del tráfico de personas permanecen retenidas en Indonesia tras sufrir explotación en barcos pesqueros, donde incluso se han reportado asesinatos.

Organizaciones como Human Rights Watch y artículos de periodismo de investigación han denunciado reiteradamente el tráfico de personas en la industria pesquera del Sudeste Asiático y la venta final del producto por multinacionales alimentarias.