• Regístrate
Estás leyendo: Buques rusos abandonan base en Siria por seguridad
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 07:56 Hoy

Buques rusos abandonan base en Siria por seguridad

El presidente del Comité de Defensa de la Cámara de Diputados de Rusia detalló que esta práctica se llevó a cabo para garantizar la supervivencia de las naves en caso de un ataque.

Publicidad
Publicidad

Los buques de la armada rusa abandonaron el puerto sirio de Tartus por motivos de seguridad ante la posibilidad de que se produzca un inminente ataque estadunidense contra Siria, según informó el presidente del Comité de Defensa de la Duma (Cámara de Diputados) rusa, Vladimir Shamanov.

TE RECOMENDAMOS: Ataque a Siria podría ser "muy pronto o nada pronto": Trump

En declaraciones a la agencia Interfax, Shamanov manifestó que "en caso de amenaza de ataque, los buques atracados uno junto al otro en el puerto salen a una zona de libre maniobra (mar abierto) para evitar que con un cohete sea destruido más de un barco".

Shamanov subrayó que esa es una práctica habitual y que su objetivo es garantizar "la supervivencia" de los buques, tanto de superficie como submarinos.

Según el diario Kommersant, el detonante de esta decisión fue el anuncio realizado por el presidente de EU, Donald Trump, de que podría lanzar en cualquier momento un ataque con misiles contra Siria.

TE RECOMEDAMOS: Rusia dice que mantiene comunicación militar con EU en Siria

La compañía iSi, que proveé imágenes satelitales de alta resolución, compartió en su cuenta de Twitter imágenes que aparentemente evidencian el movimiento de los buques.

El destructor USS Donald Cook, equipado con misiles Tomahawk y el sistema antimisiles Aegis, partió el lunes del puerto chipriota de Larnaca y se encuentra ya a poco más de 50 millas náuticas (100 kilómetros) de Tartus.

El presidente ruso, Vladimir Putin, que ha tachado de "inadmisibles" las acusaciones de que el régimen del presidente sirio, Bashar al Asad, esté detrás de un supuesto ataque químico contra la población civil en la ciudad de Duma, apeló ayer al "sentido común" en las relaciones internacionales.

Tartus ha servido de punto de mantenimiento técnico y abastecimiento para la flota soviética o rusa desde la década de 1970 en virtud de un acuerdo suscrito por Moscú con el entonces presidente sirio, Hafez al Asad, padre del actual mandatario.

TE RECOMENDAMOS: Tras amenaza de Trump, Putin pide "sentido común"

La armada rusa regresó al Mediterráneo en 2013 tras más de veinte años de ausencia, y buques como el portaaviones "Almirante Kuznetsov" y el destructor "Pedro el Grande" participaron en los bombardeos contra las posiciones yihadistas en Siria.

gcc

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.