Pide May dos años para que Gran Bretaña abandone la UE

La primera ministra británica solicitó seguir en el mercado único de la Unión Europea durante la transición de salida, al tiempo que ofreció concesiones para un pacto de divorcio.
Theresa May hizo la solicitud durante un discurso sobre el "brexit" en una visita a Florencia,Italia.
Theresa May hizo la solicitud durante un discurso sobre el "brexit" en una visita a Florencia,Italia. (Reuters)

Roma

La primera ministra británica, Theresa May, pidió en la ciudad italiana de Florencia un periodo de transición de dos años -a partir de marzo de 2019- para que la salida británica de la Unión Europea (conocida como Brexit) pueda realizarse de modo “suave y ordenado”.

En un tono conciliador, May señaló que durante ese lapso las dos partes mantendrían el acceso a los respectivos mercados, con libertad de circulación de personas, pero con el uso de un sistema de registro en preparación de la nueva normativa sobre inmigración.

TE RECOMENDAMOS: Detienen a otro sospechoso por atentado en metro de Londres 

En un discurso ante unos 200 invitados en el aula magna del complejo monumental de Santa María Novella de Florencia, May subrayó que Londres y la Unión Europea (UE) han sido y serán siempre aliados.

Dijo haber llegado al “corazón histórico de Europa” y “al lugar en el que en muchos sentidos se estableció el sentido de identidad europea” para dar garantías a todos los ciudadanos de la UE residentes en Gran Bretaña.

Señaló que un periodo de transición de dos años, a partir de la salida oficial prevista el 29 de marzo de 2019, sería positivo para empresas, instituciones y ciudadanos y permitiría ser “creativos y ambiciosos” en el diseño de una nueva relación entre Londres y el resto de Europa.

“Una falta de acuerdo sería un fracaso y un duro golpe para el continente”, advirtió.

Insistió en que Gran Bretaña estará siempre al lado de sus “amigos y aliados” para defender “los mismos valores”, pero fuera del mercado único, con una relación económica, incluso mejor que la que la UE mantiene con Canadá.

“No vamos a dar la espalda a la UE”, subrayó.

TE RECOMENDAMOS: Londres aumenta a crítico grado de amenaza terrorista 

Dijo que uno de los objetivos prioritarios, además de mantener la relación económica y comercial, será el establecimiento de un pacto de seguridad que permita afrontar la amenaza del terrorismo.

Sin embargo, reconoció que quizás por geografía e historia, sus compatriotas nunca se sintieron completamente cómodos dentro de la UE y, en ese sentido, prefirieron “recuperar el control” de decisiones.

May lanzó un llamado a los aproximadamente 600 mil italianos residentes en Gran Bretaña para que se queden en su país y les agradeció por “su contribución a la vida nacional”.

La primera ministra británica no habló de ninguna cifra que su país pagará como contribución al presupuesto comunitario en espera de que el Brexit entre en vigor.


jamj