Bombardeos de coalición contra EI han dejado más de 860 muertos

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos dijo que la inmensa mayoría de los muertos, 746 personas, eran milicianos de Estado Islámico.

Beirut

Los ataques aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos contra el grupo Estado Islámico y otros extremistas en Siria han matado a más de 860 personas, incluyendo civiles, desde su inicio a mediados de septiembre, dijo el miércoles un grupo activista.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que la inmensa mayoría de los muertos — 746 personas — eran milicianos de Estado Islámico.

Otras 68 personas formaban parte de un grupo sirio afiliado a Al Qaeda conocido como el Frente Nusra. Al menos 50 civiles, incluyendo ocho niños y cinco mujeres, murieron en los bombardeos, añadió.

La campaña aérea en Siria de la coalición comenzó en la madrugada del 23 de septiembre en lo que el presidente estadounidense, Barack Obama, dijo que era un esfuerzo para hacer retroceder y, en última instancia, eliminar al grupo Estado Islámico.

Los extremistas han sido el principal objetivo de los ataques, aunque al menos en dos ocasiones, Estados Unidos dirigió sus bombas a lo que se dice es una célula específica del Frente Nusra que supuestamente planeó ataques contra intereses estadounidenses.

Los ataques aéreos en Siria se derivan de una operación liderada por Estados Unidos en el vecino Irak, también contra Estado Islámico, que ha tomado el control de una buena parte de territorio en ambos países.