Bombardeos se reducen en Alepo

El Ejército sirio anunció ayer que había decidido reducir los bombardeos y los disparos de artillería "contra posiciones terroristas", para permitir la salida de los ciudadanos que así lo desearan.

Beirut

Un calma relativa prevalece hoy en la ciudad siria de Alepo (norte), donde han desaparecido los bombardeos y los disparos de artillería contra la mitad asediada de la urbe desde el amanecer.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos señaló que no ha documentado ningún ataque aéreo ni disparo de artillería desde el alba, aunque la pasada madrugada si que hubo bombardeos en los distritos de Masaken Hanano, Helik y Yamiat al Zahrá.

En ese último barrio, las facciones arrojaron cohetes contra las partes que están controladas por las autoridades.

Después de la medianoche, se registraron combates entre los efectivos gubernamentales y grupos rebeldes e islámicos en la zona de Bustán al Basha, en el casco antiguo.

El Ejército sirio anunció ayer que había decidido reducir los bombardeos y los disparos de artillería "contra posiciones terroristas" en Alepo para permitir la salida de los ciudadanos que así lo desearan a lugares seguros.

La Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas sirias explicó, en un comunicado, que el objetivo es "mejorar la situación humanitaria de los civiles, tomados por los terroristas como rehenes y escudos humanos".

Desde el pasado 22 de septiembre, el Ejército sirio, apoyado por la aviación rusa, desarrolla una ofensiva en Alepo en un intento de ganar terreno a sus adversarios.

Según datos difundidos ayer por el Observatorio, al menos 456 civiles han perdido la vida en Alepo por la violencia desde el fin de la tregua en todo el país, el pasado 19 de septiembre.