Artillería israelí mata a otros 118 palestinos

El operativo 'Marco protector', contra Hamás en Gaza, se ensaña conla población civil en un campo de refugiados y otra escuela de la ONU
Un padre rescata el cadáver de su hija tras disparos a viviendas en la ciudad de Jan Yunís (suroeste).
Un padre rescata el cadáver de su hija tras disparos a viviendas en la ciudad de Jan Yunís (suroeste). (Ibrahim Abu Mustafá/Reuters)

Gaza

Más de 118 palestinos, en su mayoría civiles, fueron muertos ayer en la Franja de Gaza a causa de los intensos ataques del ejército israelí, elevando a mil 232 el número de gazatíes muertos en 22 días de conflicto.

Los ataques se intensificaron desde el lunes en la noche, y sobre todo en la madrugada del martes en el campamento de refugiados de Jabaliya (norte).

El movimiento islamista radical Hamás advirtió que rechazará todo cese del fuego mientras sigan los ataques israelíes y no se levante el bloqueo aéreo, marítimo y terrestre a la Franja de Gaza, de 362 km2, impuesto por Israel en 2007, en respuesta al triunfo electoral del Hamás en los comicios legislativos de 2006.

Hamás no aceptará ningún "alto al fuego sin que cese la agresión y se levante el cerco", declaró Mohamed Deif, jefe de las Brigadas Ezedin al Qasan, ala militar del movimiento radical, ante la radio y la tv locales.

La declaración fue hecha antes de un importante viaje a El Cairo de una delegación de la Organización para la Liberación de la Palestina (OLP), así como de los principales movimientos políticos palestinos, entre ellos Hamás.

Los líderes palestinos se reunirán con responsables egipcios, intermediarios habituales con los israelíes.

Yaser Rabo, titular de la OLP, dijo después de consultas con el Hamás y la Yihad Islámica, los dos principales grupos militantes de Gaza, que existía una "disposición para un alto al fuego y una tregua humanitaria de 24 horas".

A su vez, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, pidió más ayuda a su aliado Estados Unidos para negociar un alto el fuego, informó el jefe de la diplomacia norteamericana, John Kerry.

Según Kerry, Netanyahu dijo que apoyará "un alto al fuego que permita a Israel defenderse contra los túneles y obviamente que no sea en detrimento del gran sacrificio que han hecho hasta ahora".

Varios proyectos de tregua fracasaron en los últimos días, mientras las partes parecían más decididos que nunca a continuar los combates.

La ofensiva de Israel que inició el 8 de julio para poner fin a los disparos de cohetes contra ISrael, pero también para "desmilitarizar Gaza", dejó hasta ayer 56 israelíes muertos, tres de ellos civiles.

Diluvio de bombas

El lunes por la noche, un diluvio de bombas cayó sobre Gaza, tras una frágil tregua para marcar el fin del mes de Ramadán, que se celebra con el día feriado del Eid al Fitr.

Los proyectiles de los tanques cayeron en la principal planta energética de Gaza, causando un incendio que detuvo su funcionamiento.

La casa de Ismael Haniye, jefe del movimiento Hamás en Gaza, en el campo de refugiados de Shati, también fue blanco ayer de un ataque aéreo.

En la madrugada de ayer, al menos 24 personas murieron, entre ellas nueve mujeres y cuatro niños, según fuentes médicas. Por la tarde, una nueva andanada de proyectiles de tanques contra las casas de Jabaliya (norte) mató al menos a 18 personas.

Otras 20 palestinos civiles, refugiados en una escuela de las Naciones Unidas en Gaza (Unrwa) murieron en la madrugada de hoy por bombardeos israelíes (norte), informaron fuentes médicas.

Los obuses lanzados desde tanques impactaron de lleno en dos aulas, en el campo de Javaliya, acusó la ONU.

El ejército israelí mató además a cinco militantes palestinos cuando salían de un túnel secreto, informó el ejército israelí.

Condena de Penélope Cruz

El cineasta Pedro Almodóvar, los actores Javier Bardem y Penélope Cruz son algunos de los representantes de la cultura española que ayer firmaron un manifiesto contra "el genocidio que está perpetrando el ejército de ocupación israelí en la Franja de Gaza". En el "Comunicado de la cultura contra el genocidio palestino" (http://dpaq.de/XRWs8) se denuncia la pasividad de la comunidad internacional, mientras Israel ejerce prácticas de "terrorismo de Estado". "A los palestinos se les derriban casas, se les niega el agua, la luz, el paso a los hospitales, a las escuelas, a los huertos... mientras la Comunidad Internacional lo permite", critican. "Israel es el país que más incumple las resoluciones de la ONU y que menos respeta los derechos humanos." Así, además de un alto al fuego inmediato, los firmantes instan a la Unión Europea a condenar "los bombardeos por tierra, mar y aire contra la población civil palestina" y piden una vía de diálogo entre las partes para lograr una paz "justa y duradera". DPA/Madrid