Vive Bogotá un día sin autos

Miles de autos y motocicletas no circularon hoy en la capital colombiana, como parte de una medida promovida por la Secretaría de Ambiente.
Miles de colombianos optaron por el tranporte público y bicicletas para llegar a sus destinos.
Miles de colombianos optaron por el tranporte público y bicicletas para llegar a sus destinos. (AFP)

Bogotá

Bogotá vivó  la decimoquinta edición de su iniciativa "Día sin auto", que por primera ocasión restringió también la circulación de unas 400 mil motocicletas particulares, con el objetivo de disminuir el impacto ambiental del tránsito automotor.

"¿Despacio o espacio?", es su eslogan este año, que invitó a los más de ocho millones de bogotanos a utilizar el transporte público, las bicicletas y otros medios alternativos para llegar a sus trabajos y centros de estudio.

Según la alcaldía de Bogotá, que promueve esta iniciativa desde el año 2000, dejaron de circular en la ciudad más de 1.5 millones de autos particulares y unas 400 mil motocicletas.

La Secretaría de Ambiente de la ciudad, Susana Muhamad, aseguró que el balance fue muy positivo en el tema de la descontaminación ambiental, pues se redujó en 45 por cento el material particulado que afecta la salud humana, en comparación con la misma jornada del año 2014.

"El día sin carro de 2015 es sin duda histórico en los 15 años, las mediciones fueron récord", dijo la funcionaria.

Las autoridades indicaron que fue necesario colocar multas de unos 150 dólares a 367 personas que sacaron sus automóviles a las calles, pero en general la jornada fue acatada por la ciudadanía.

Desde muy temprano, funcionarios de la alcaldía comenzaron a mostrar en las redes sociales cómo se desplazaban por la ciudad en bicicletas, a pie o en transporte público, para incentivar a los ciudadanos.

El alcalde Gustavo Petro fue uno de ellos y llegó en autobús a una zona del centro de la ciudad donde se dieron a conocer los primeros resultados de la jornada.

Hubo un gran incremento en el uso de bicicletas (660 mil frente a las 500 mil que en promedio circulan diariamente por la ciudad) y el servicio de transporte masivo TransMilenio incrementó en 6 por ciento (unos 233 mil) los pasajeros movilizados en la hora pico de la tarde.

Algunos autos como los blindados, taxis o aquellos que pertenezcan a servicios médicos fueron autorizados a circular, al igual que motos de empresas que presten servicios de domicilios o mensajería.

Los habitantes de Bogotá están acostumbrados a las prohibiciones para usar sus vehículos debido a que permanentemente rige una directriz que les impide circular varios días a la semana durante siete horas, como medida para reducir los altos niveles de congestión.

La capital colombiana es la precursora en América Latina de este tipo de iniciativas ambientales. El primer día sin automóvil se celebró por decisión del entonces alcalde Enrique Peñalosa y se institucionalizó formalmente el primer jueves de febrero de cada año, tras aprobarse la medida vía referendo.