Celebran en Miami primeras bodas gay de Florida

Parejas homosexuales se casaron horas antes de que el estado sea oficialmente en el trigésimo sexto en legalizar estos matrimonios; la jueza no vio impedimiento en entregar de inmediato los permisos.

Miami

Parejas de gay se casaron en Miami ante la misma juez que dijo no ver la razón por la qué no debían recibir de inmediato sus permisos horas antes de que Florida se convierta en el trigésimo sexto estado de la nación donde son legales los matrimonios entre personas del mismo sexo.

La adición de los 19.9 millones de habitantes de Florida significa que 70 por ciento de los estadunidenses viven ya en estados donde son legales los matrimonios de parejas del mismo sexo.

También refleja cuanto ha cambiado el tercer estado más grande de la nación desde los días de Anita Bryan, la ex señorita Oklahoma y portavoz de los productores de jugo de naranja de Florida que emprendió en la década de 1970 una campaña nacional contra los derechos de las personas homosexuales.

"Significa que ya no somos diferentes a las demás parejas en Estados Unidos", afirmó Bill Munette, empresario de bienes raíces en el condado Pinellas, en Florida, que había celebrado en marzo de 2000 una ceremonia de compromiso con su pareja.

La sala de la corte se inundó de aclamaciones de júbilo cuando la jueza del circuito Miami-Dade, Sarah Zabel, autorizó que se entregaran los permisos de matrimonio a Cathy Pareto y Karla Argüello, así como a Jeff y Todd Delmay. Después, la jueza presidió las bodas en una ceremonia conjunta.

El primer permiso extendido oficialmente en Florida para un matrimonio entre personas del mismo sexo correspondió a una pareja de mujeres —Deborah Shure y Aymarah Robles— que asistieron a la audiencia, y después descubrieron que habían sido las primeras de la fila ante el empleado administrativo.

"Estamos muy contentas por todos aquí", declaró Robles, que tiene pensado celebrar el martes una boda discreta.

Es de esperarse que otros matrimonios de parejas del mismo sexo tengan lugar en el estado después de la medianoche del martes, cuando entre en vigencia el fallo del juez federal Robert L. Hinkle que abarcará todos los 67 condados de Florida.

Ambos jueces decidieron que la prohibición contra el matrimonio entre personas del mismo sexo establecida en la constitución de Florida infringe las garantías de igualdad de trato y el debido proceso consagrados en la 14ta Enmienda de la Constitución federal.

Se espera que mañana haya  numerosas ceremonias de casamiento en Orlando, Tampa, Kew West y el condado de Broward. Otras parejas tenían pensado tomarse su tiempo.