Obama llegó a Cuba en mal momento: Damas de Blanco

La líder de las Damas de Blanco, Berta Soler, afirmó que ella y otros disidentes cubanos están amenazas, y si salen de sus casas hoy o mañana serán detenidos.
La activista Berta Soler fue detenida ayer durante las protestas por la visita de Obama en Cuba.
La activista Berta Soler fue detenida ayer durante las protestas por la visita de Obama en Cuba. (Reuters)

Ciudad de México

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, llegó en un mal momento a Cuba, ya que persiste la violación a los derechos humanos y libertades de la población, dijo la líder de las Damas de Blanco, Berta Soler.

"Obama ha llegado a Cuba y en Cuba no ha cambiado nada. Hay represión policial. Puedo decir que ha llegado en un mal momento donde en Cuba no se respetan los derechos humanos, donde golpean a hombres y mujeres por ejercer sus libertades", explicó en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula.

Soler, quien fue detenida durante una protesta, dijo que está amenazada y no puede salir de casa ni hoy ni mañana, y de hacerlo será arrestada de nuevo. No obstante, reiteró que saldrá a las calles porque "nadie me lo puede prohibir".

La líder de las Damas de Blanco detalló que fue invitada para una reunión de alto rango hoy, aunque desconoce con quién será. Además, explicó que en el encuentro de Obama con disidentes y activistas participarán José Daniel Ferrer, Guillermo Fariñas y Manuel Cuesta Morúa.

Por su parte, Guillermo Fariñas dijo en entrevista con Ciro Gómez Leyva para Grupo Fórmula que el discurso de Obama hará que los cubanos no lo vean como alguien que apoya al régimen de Castro.

"Si él en sus discursos habla, tanto en los discursos que tenga con Raúl Castro como en otros, del bipartidismo, de las ideas diversas, si él maneja esos conceptos, la visión de los cubanos será de que él no es cómplice del totalitarismo, del régimen que está en el poder. Él está muy preocupado por los ciudadanos, por los gobernados", afirmó.

Fariñas explicó que el viaje de Obama es un primer paso para la reapertura política, la cual calcula, podría darse entre dos y siete años.

“Se dará poco a poco porque estamos siendo gobernados por personas que tienen las manos manchadas de sangre, pero ellos por su edad han entregado el poder a las personas que están más dispuestas a negociar”, reiteró.

Ayer, horas antes de la llegada de Barack Obama, decenas de opositores y activistas de las Damas de Blanco que protestaban contra el gobierno comunista fueron detenidos.

Los manifestantes, que como cada domingo se habían concentrado cerca de una iglesia para exigir respeto por los derechos humanos, fueron acorralados por agentes oficiales y grupos a favor del gobierno comunista al término de la protesta.