• Regístrate
Estás leyendo: Berta Cáceres, la ambientalista que fue la voz de los indígenas hondureños
Comparte esta noticia
Sábado , 22.09.2018 / 06:59 Hoy

Berta Cáceres, la ambientalista que fue la voz de los indígenas hondureños

La activista asesinada el 3 de marzo no sólo denunció los daños al medio ambiente sino también la pobreza en la que vivían los indígenas lencas, grupo al que ella pertenecía.


Publicidad
Publicidad

Berta Cáceres era una mujer valiente, una activista ambientalista, quien decía que a través de su madre aprendió a conocer los ríos de su región, con los que hablaba. Cáceres fue asesinada el 3 de marzo.

Ella comenzó su lucha por los ríos y los recursos naturales cuando era una adolescente, en un periodo en el que comenzó a tener una mayor conciencia sobre la importancia de los bosques y los ríos, y que defenderlos era defender la vida de su pueblo.

Antes de que con un grupo de jóvenes de su edad, entre ellos su ex marido, Salvador Zúniga, fundaran en 1993 el Comité de Pueblos Indígenas de Intibucá (Copin), Cáceres ya tenía conciencia social y crítica, y había definido cuál sería su lucha, con su palabra como única arma, para denunciar la destrucción de los recursos naturales.

Algunos hondureños comenzaron entonces a conocer a Berta Cáceres, aunque la figura más visible al frente del Copin era Zúniga, de quien en una ocasión comentó que "a veces es muy emotivo" en la lucha de la etnia lenca que vive en el occidente de Honduras, una de las zonas más pobres del país centroamericano.

Berta Cáceres en su movimiento Copin, que después pasó a ser el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh), era más pensamiento y acción, haciendo un trabajo de obrera con lo que contribuyó a que los lencas fueran conocidos por sus compatriotas no solamente en los textos de estudio en las aulas.

Quizá nadie como ella, que era la coordinadora del Copinh, hizo trascender tanto a nivel nacional e internacional la situación de pobreza, falta de tierras y marginalidad en que durante muchos años han vivido los lencas.

El propio Salvador Zúniga, con quien tuvo cuatro hijos, en las honras fúnebres le pidió perdón a su otrora "Bertita" por no haber podido comprender su "grandeza".

Berta Cáceres encabezó las primeras peregrinaciones indígenas del pueblo lenca a Tegucigalpa para exigir al legislativo y el ejecutivo conquistas sociales y respeto a todos sus derechos.

El director de la Agencia Audiovisuales y Análisis de Prensa (AAP), Manuel Torres, indicó a que "Berta fue una dirigente que amplificó las voces de los indígenas lencas".

Agregó que la dirigente ambiental e indígena "también contribuyó a rescatar a ese pueblo de una especie de prehistoria en la que estaba sumido por intereses que les niegan la condición de sujetos y los reducen a objetos de manipulación y experimentación".

Berta, quien fue asesinada en su casa, en la ciudad de La Esperanza, departamento de Intibucá, un día antes de que cumpliera 45 años, también llevó su voz a varios países de América y Europa.

Por su lucha a favor de la naturaleza recibió reconocimientos internacionales como el Premio Goldman de Medio Ambiente, el 20 de abril de 2015, en Estados Unidos.

Torres también recordó que "Berta, con su carácter solidario y entusiasta de las marchas indígenas a Tegucigalpa, reveló para el resto de la sociedad el dolor de los lencas y ese estado de emergencia permanente en que aún se encuentran".

Hasta ahora no se han esclarecido las causas de su muerte, aunque la familia la atribuye a una empresa extranjera que ha venido promoviendo un proyecto hidroeléctrico, a lo que siempre se opuso Berta Cáceres, quien en varias ocasiones denunció que ella y algunos miembros de su familia eran amenazados de muerte.

"Me siguen, me amenazan con matarme, con secuestrarme. Amenazan a mi familia. Esto es a lo que nos enfrentamos", indicó Cáceres para un informe de "Global Witness".

Berta Cáceres fue asesinada pese a que tenía medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y hasta ahora se desconoce a los autores del crimen que ha conmocionado a los hondureños y la comunidad internacional.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.