Aparece estatua de primer ministro israelí en Tel Aviv

El artista Itay Zalait creó la estatua dorada del primer ministro de Israel, Benjamín Netnayahu, para protestar contra su política y hacer referencia al becerro de oro mencionado en la Biblia.

Jerusalén, Israel

Un artista israelí expresó su descontento con el gobierno erigiendo una estatua dorada con la figura del primer ministro Benjamin Netanyahu frente al concejo municipal de Tel Aviv.

El artista, Itay Zalait, dijo que trabajó en la obra por dos meses antes de colocarla en la Plaza Rabin de Tel Aviv en horas de la noche. Explicó que su intención era medir la libertad de expresión en el país y hacer una alusión al becerro de oro mencionada en la Biblia como crítica solapada a quienes acusa de idolatrar a Netanyahu.

Durante parte del día, los transeúntes observaron la estatua, se tomaron selfies con ella o hicieron gestos de burla. Era obvio que era cuestión de tiempo hasta que la estatua fuera removida.

TE RECOMENDAMOS: Netanyahu defiende asentamientos en Jerusalén y rechaza críticas de la ONU

"Mucha gente en Israel habla de Benjamin Netanyahu como 'El Rey Bibi' así que era apropiado colocar la estatua en la Plaza de los Reyes (el nombre anterior de la plaza)", contó el artista. "Simplemente quise elevar la pregunta para ver si ello cambiaba de alguna manera la mentalidad de la gente".

Alex Ansky, un actor y locutor de radio que pasó por el lugar, recordó que la tradición judía no aprueba la exhibición de estatuas. "No hay estatuas en ninguna parte de Israel", señaló. "Colocar una estatua así es una provocación, es tocar un tema muy sensible para este país".

La estatua también generó comentarios políticos. La oposición la calificó como una ingeniosa expresión de protesta contra el gobierno.

La ministra de Cultura, Miri Reguev, partidaria de Netanyahu, respondió por Facebook que la estatua solo representa a una élite "cuya único becerro dorado es el odio hacia Netanyahu".

La municipalidad de Tel Aviv dijo que respeta la libertad de expresión, pero que la estatua debía ser removida para las 13:00 horas debido a que no contaba con autorización. Un transeúnte luego la tumbó y el artista Zalait se la llevó.

AFC